Carl Icahn, el otro lobo de Wall Street

Carl Icahn es un inversor multimillonario estadounidense, con fama de depredador corporativo. Se dedica principalmente a invertir en capital de riesgo y este año, la revista Time no sólo que lo definió como el “auténtico lobo de Wall Street” sino que también lo hizo figurar entre las personalidades más influyentes de los negocios del mundo. Si todavía no oyó hablar de él, preste atención a continuación.

En la actualidad, es el hombre más rico de Wall Street (posee en su haber 20.000 millones de dólares), por delante de George Soros. Y lo mejor de todo: no está pendiente minuto a minuto de las cotizaciones. A este hombre no le hace falta, sólo con un par de periódicos económicos, su olfato de siempre y la temeraria frialdad le alcanzan y le sobran.

Icahn comenzó su carrera en Wall Street en 1961. En 1968 formó Icahn & Co., una firma de capitales que se enfocaba en arbitraje de riesgos y comercio de opciones. En 1978 comenzó a tomar posiciones de control en compañías individuales.

Con el tiempo, llegó a tomar control sustancial o posiciones influyentes en varias corporaciones, que incluyen: RJR NAbisco, TWA, Texaco, Phillips Petroleoum, Western Union, Gulf & and Western, Viacom, Uniroyal, Dan River, Marshall Field, E-II, American Can, USX, Marvel Comics, Revlon, Imclone, Feceral-Mogul, Fairmont Hotels, Kerr-Mcgee, Time Warner y Motolora. 

Sin embargo, haber cosechado tantos logros también le ha desarrollado una reputación de “despiadado depredador corporativo”. Particularmente después de la toma hostil de TWA en 1985, el resultado de ésta fue que Icahn sistemáticamente desmanteló y vendió los activos de TWA.

Por eso, según Time, Icahn es la auténtica inspiración del personaje que encarna Leonardo DiCaprio en la película El Lobo de Wall Street y no el corredor de Bolsa Jordan Belfort, que “no es más que un pícaro comparado con el rey de los hunos, Icahn el Bárbaro, como se lo conocía en los años ochenta”.

Es el terror de los consejos de administración, pero su estrategia inversora le ha reportado suculentos frutos. A sus 72 años, se encuentra entre los 50 personajes más ricos de mundo, según la revista Forbes. Toda una hazaña si se tiene en cuenta que tras licenciarse en Filosofía por la Universidad de Priceton aterrizó en Wall Street con 4.000 dólares en el bolsillo procedentes de sus ganancias jugando al pócker.

Pero Icahn ha vuelto: en los últimos dos años se ha vuelto accionario de catorce compañías. Y no se conforma con cualquier empresa, va a por las joyas de la corona. Su obsesión por Apple lo ha catapultado a los titulares. Pero antes fueron Yahoo!, Dell, Netflix, eBay, Motorola, entre otros.

Personajes e inversores como este, aparecen en los perfiles que tratan los columnistas de Inversor Global regularmente. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos le seguirán entregando información sobre grandes inversores y recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido