Un día de paro le cuesta al país cerca de 2500 millones de pesos

El paro general de trabajadores, convocado en forma conjunta por los sindicalistas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, ya cuenta con un alto acatamiento que hace pensar que se trata de la movilización popular más grande de la gestión de Cristina Kirchner. 

Calles vacías, negocios cerrados, empresas enteras que debieron darle el día off a sus empleados por la imposibilidad de llegar a sus puestos de trabajo…  Según la propia CGT más de un millón de trabajadores se adhirieron a esta propuesta. ¿Cuál es la lectura económica que puede hacerse de este ejercicio del derecho a huelga?

Seguramente puede compararse los costos que un paro de trabajadores representan para la economía nacional con los costos asumidos por el Gobierno a la hora de decretar un feriado de los llamados “puente”. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a pesar de su alto nivel de acatamiento, este paro no es unánime. 

Para calcular cuáles son las ganancias de un país en un día determinado, se debe tomar el PBI anual y dividirlo por 365 días. Entonces, si por un feriado las pérdidas del país son cercanas a los 3.300 millones de pesos, según datos de la consultora Analytica; para calcular cuáles serían las ocasionadas por un paro habría que descontarle a esta sólo lo correspondiente a los sectores que más adhesión presentaron a la protesta.

Según un cálculo realizado por el columnista económico del programa No somos Nadie, José del Río – quien también es director periodístico de las Revistas Apertura e Infotechnology– la cifra de los pesos que la economía se perdió en esta jornada de huelga ascendería a 2457 millones de pesos. ¿Cómo arribó a este resultado?

La adhesión de la industria manufacturera al paro de la CGT representa una pérdida de 989 millones de pesos, mientras que la construcción representa 459 millones de pesos no generados y las comunicaciones y el transporte que diariamente mueven 249 millones de pesos. Otras, como los bancos, que representan 503 millones de pesos diarios;  el comercio, 414 millones), la administración pública (243 millones) y la educación y la salud (503 millones) están afectadas en un 50 por ciento por la medida de fuerza, ya que las dificultades para viajar, entre otras, limitan a estas actividades.

El economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, afirma: “Evidentemente ningún Gobierno nunca está preparado para afrontar una movilización masiva de trabajadores, porque eso implicaría reconocer que hay falencias en el modelo y la política económica. Creo que la primera reacción es siempre tratar de minimizar la propuesta”.

Al mismo tiempo, sobre las consecuencias políticas y económicas de esta medida gremial, sostiene: “Creo que el Gobierno prestará atención y dará respuesta a algunos de los pedidos de los trabajadores. El principal es la elevación del mínimo no imponible de ganancias para los sueldos de los trabajadores”.

Mientras tanto, la actividad bursátil se desarrolló este jueves en total normalidad.  La medida de fuerza tuvo su eco en medios internacionales especializados, como el Wall Street Journal, que esta mañana publicó que la huelga convocada para este jueves exige aumentos salariales y recortes de impuestos “que el Gobierno no estaría en condiciones de financiar”.

Las noticias de todos los días tienen su correlato económico, que puede impactar directamente en su capital. Si desea conocer un análisis desde otra perspectiva que le sira para preservar sus ahorros y maximizar sus decisiones de inversión, lo invitamos a consultar semanalmente nuestro Newsletter gratuito. Si aún no lo recibe, puede solicitarlo mediante un simple click en este enlace.

 

Deja tu respuesta