¿Cuánto interviene la tecnlogía a la hora de separar países ricos y pobres?

otro-tipo-de-desigualdad-que-separa-a-los-paises-ricos-y-pobresEl mundo en la actualidad se mueve gracias a la economía y a los productos y servicios que unos países entregan a otros y con los que cada uno se desarrolla y progresa.

Esto, a su vez, permite que los ciudadanos de esas naciones también logren avanzar profesionalmente y económicamente -en algunos de manera más equitativa que en otros- y tener ingresos que les permitan llevar una vida lo más cómoda posible.

Pero, ésta no sería la única razón por la que las naciones y las personas progresan: otro de los factores que permiten esto es la correcta difusión de la tecnología.

Según una columna publicada en el sitio Project Syndicate, el ex ministro de Planeamiento de Venezuela, Ricardo Hausmann, indicó que una idea sobre la que los economistas están de acuerdo de forma casi unánime: más allá de la riqueza mineral, la diferencia de ingresos que hay entre países ricos y pobres se da  por la tecnología.

La disparidad de las naciones se marca con la tecnología presente en ellas. Hausmann se cuestiona qué es lo que impide que los equipos tecnológicos presentes en Suiza también estén disponibles en Nigeria, por mencionar un caso.

Otra de las cuestiones que no se ha mencionado hasta el momento es el entrenamiento o los manuales que se necesitarían para instalar y poner a funcionar la nueva tecnología. Pero Hausmann anota que éstos pueden ser enviados por la web y quedar disponibles en cuestión de minutos.

Pero aquí es donde puede estar el inconveniente: el capital humano y físico pueden no estar a la altura de estos avances, lo cual está relacionado directamente con la educación y las posibilidades económicas de cada país.

El que fuera economista Jefe del Banco Interamericano de Desarrollo menciona que más que analizar este gran espacio que separa a los desarrollados de los países en desarrollo lo que hay que abordar es la salida de la ignorancia.

Pero no es tan simple, ya que los intereses que hay de por medio también se presentan como un obstáculo. Cuando algo molesta a un orden natural, los seres humanos buscan respuestas en todos los lugares posibles. A manera de ejemplo, Hausmann recuerda lo que el libro Why Nations Fail (Por qué las naciones fallan) presentaba en sus páginas: la difusión de la tecnología no es igual porque la élite gobernante no quiere que esto suceda. La misma impone instituciones que no son eficientes, en vez de adoptar  entidades que hagan un buen trabajo. Debido a que la tecnología puede alterar su control sobre la sociedad, los gobiernos optan por prescindir de él, dice.

Pero al mismo tiempo llama la atención que aún aquellos gobiernos en los que se intenta lograr un crecimiento sostenido -como Sudáfrica- no llegan a lograrlo.

Para Hausmann, este tipo de administraciones que promueven la educación, el libre comercio, los programas sociales e Internet aún tienen economías rezagadas. Y ahí es donde llega a la clave: el ex Ministro venezolano indica que para romper con esa desigualdad se necesitan conocimientos y capacidades de hacer lo necesario con esa tecnología, pero no solo eso, sino que además tiene que expandirse y difundirse de manera general, para que abarque la mayor cantidad de gente posible.

Las tecnología y la economía es tan solo uno de los temas que tratan los economistas de Inversor Global. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos le seguirán entregando recomendaciones sobre inversión y economía. Para recibir gratis nuestro Newsletter y suscribirse a nuestros servicios, haga click aquí.

Deja tu respuesta