Dólar: ¿cómo venimos y hacia dónde vamos?

La ortodoxa política monetaria impulsada por el Banco Central, al mando de Juan Carlos Fábrega, traducida principalmente en devaluación y suba de tasas, logró achicar la brecha entre el dólar oficial y el paralelo al menor nivel alcanzado desde diciembre de 2012.

Al verse reducida la demanda de dólares por las altas tasas de interés que ofrecen los bancos y al haber menor cantidad de dinero circulante en manos del público, el peso argentino logró fortalecerse en el mercado cambiario paralelo, lo que achicó la brecha con la tasa oficial.

El dólar libre retrocedió por segunda jornada consecutiva. A los 10 centavos cedidos el lunes, ahora se vende cuatro centavos abajo, a 10,60 pesos en la City porteña.

Por su parte, el dólar oficial cotizó sin cambios a 8,076 pesos para la venta, de acuerdo al promedio que publica y actualiza tres veces al día el Banco Central. Con todo, la brecha cambiaria entre ambas cotizaciones cae al 31,3%.

Sin embargo, la divisa en el mercado paralelo aún se encuentra por encima de los valores de principios de la semana pasada, cuando se ubicó en torno a los 10,40 pesos.

El dólar mayorista o interbancario se mantuvo estable al igual que en las últimas cuatro semanas, en niveles que no superaron los 8,25 pesos, en una plaza con liquidez controlada desde el Banco Central. 

El panorama indica que el dólar oficial se mantendrá estable durante el resto del trimestre. Pero el temor de una nueva devaluación mantiene a los inversores atentos y cautos.

La cotización de divisas y el valor del peso es uno de los temas más analizados en Inversor GlobalPor medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, tanto Federico Tessore como los demás columnistas argentinos le entregarán más detalles sobre el dólar blue y cómo sacarle partido a la situación que vive la economía argentina. Para recibir gratis nuestro Newsletter, haga click aquí.

Deja tu respuesta