Baja el blue y se fortalece el peso: ¿por cuánto tiempo?

La ortodoxa política monetaria impulsada por el Banco Central, al mando de Juan Carlos Fábrega, traducida principalmente en devaluación y suba de tasas, logró achicar la brecha entre el dólar oficial y el paralelo al menor nivel alcanzado desde diciembre de 2012.

Al verse reducida la demanda de dólares por las altas tasas de interés que ofrecen los bancos y al haber menor cantidad de dinero circulante en manos del público, el peso argentino logró fortalecerse en el mercado cambiario paralelo, lo que achicó la brecha con la tasa oficial. Así, se recuperó un 2,5% a $10,34 por dólar, el valor más fuerte desde enero, según datos de Ámbito Financiero.

En el mes de enero, el Banco Central devaluó la moneda argentina un 19% y se comprometió a mantener el dólar en $8, alentando a los exportadores de soja a vender sus productos para mantener las reservas en moneda extranjera que se habían desplomado un 32% en el último año.

La última vez que el precio del oficial estuvo tan cerca del paralelo fue en diciembre de 2012. Y en mayo del año pasado, la brecha cambiaria había llegado a superar el 100%. Según las previsiones de emisión monetaria para este año, los especialistas señalan que la brecha volvería a crecer.

“En la foto, el dólar paralelo no parece estar barato. Pero en la película no tanto. Si no hay cambios de política fiscal, que modere de manera significativa la emisión, difícilmente sigan faltando pesos y sobrando dólares”, comentó el economista Belisario Álvarez de Toledo al diario Cronista Comercial.

El panorama indica que el dólar oficial se mantendrá estable durante el resto del trimestre. Pero la emisión monetaria que resultará de las compras de divisas que hará el Banco Central puede hacer que la inyección de pesos sea demasiado para las cotizaciones paralelas.

“La gran absorción de pesos de esta primera parte del año planchó el dólar, el peso se apreció y las tasas subieron. Pero la continuidad de ese proceso es incompatible con las proyecciones de gasto que hay”, dijo Pablo Schiaffino, economista e investigador de UTDT y UP, al Cronista. “Esos valores, con esta inflación, te dejan un dólar paralelo 40% o 50% por encima del oficial para fin de año”, concluyó el economista.

La estabilidad cambiaria es muy frágil y el precio del dólar blue hoy resulta atractivo para muchos.  Por eso, si a esta situación le sumamos la creciente inflación y el rojo fiscal, es probable que el peso vuelva a debilitarse para ganar competitividad.

La cotización de divisas y el valor del peso es uno de los temas más analizados en Inversor GlobalPor medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, tanto Federico Tessore como los demás columnistas argentinos le entregarán más detalles sobre el dólar blue y cómo sacarle partido a la situación que vive la economía argentina. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo tiene que completar el formulario que está al final de este artículo.

 

Deja tu respuesta