¿Argentina vuelve a ser rubia y de ojos celestes?

Particularmente, me gustan las morochas de ojos bien oscuros. No obstante, en la Argentina parece haber una obsesión por las rubias. Todas las mujeres, en algún momento de su vida, pasan por una etapa donde se platinan el cabello, tal vez emulando a alguna actriz famosa o a la presentadora glamorosa de turno.

Sin embargo, esta columna no se trata de nosotros, sino de cómo nos ven. Hace un par de semanas, empezó un movimiento distinto. Incipiente, no le voy a mentir. Es apenas un rumor de pasillo.

Algunos periodistas especializados sostienen que la semana pasada se podía ver a ejecutivos de algunos bancos de inversión  extranjeros recorriendo la city, haciendo preguntas, tomando notas, consultado por ratios de valuación de empresas e investigando la capacidad de repago de algunos títulos públicos.

Rebobinemos un poco. ¿Mejoró dramáticamente la situación de las reservas? ¿El maquillado déficit fiscal ya se transformó en superávit? ¿Desapareció la inflación? No parece ser el caso.

Sin embargo, no podemos dejar de ver que en el último tiempo se tomaron decisiones promercado, de esas que los grandes inversores ven con buenos ojos.

Ajuste, devaluación, suba de tasas, protección de las reservas (con las que se pagan los bonos en dólares), resurgimiento de los dividendos de las empresas, sinceramiento de la inflación, entre otras. No es menester de esta columna, analizar si son todas positivas para la economía local. Lo que es claro es que seducen a los inversores.

Fíjese en los grandes números. Mire a continuación el comportamiento que el Merval –principal indicador de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires- comparado con Wall Street.

Algo similar sucedió con los ADRs (acciones argentinas que cotizan en Nueva York), que registraron un excelente comportamiento la última semana.

Existe un tenue cambio al ojo de los analistas. Todavía no descorche que queda mucho camino por recorrer. La deuda pendiente con el Club de París y el juicio contra los holdouts en Nueva York, sin duda, son temas pendientes que podrían afectar las cotizaciones de los activos locales.

Sin embargo, algunos bancos de inversión norteamericanos están desempolvando sus viejos apuntes sobre la Argentina y empiezan a dar algunas recomendaciones de compra.

Pulgar arriba del Morgan Stanley

Interesante es el caso del Morgan Santley. Este banco, uno de los de mayor posicionamiento en Wall Street, comenzó la cobertura de IRSA (referente del real estate y dueña de algunos de los shoppings más grandes del país), recomendando comprar la acción con un precio objetivo de US$  16 para los próximos doce meses.

Esos US$ 16 representan el equivalente de $ 15,75 para la acción en la plaza local, considerando que un ADR en Wall Street equivale a diez acciones de esta firma en Buenos Aires.

Tras conocerse este anuncio, la acción en la plaza local acumuló una suba de 10 puntos en una semana.

A nadie le cabe duda de que los activos locales están en precios bajos. Lo venimos diciendo desde hace años. Sin embargo, es el costo del llamado “riesgo argentino”. Es el peso de algunas decisiones del Gobierno en la credibilidad de nuestro mercado.

El cambio

El golpe de timón que realizó la administración K puede ser honesto o aparente. Lo interesante es que está empezando a convencer a algunos de que en la Argentina podrían aparecer oportunidades, si se organiza la cosa.

En el último informe de la consultora Econviews –que comanda Miguel Kiguel- surgía está pregunta, con su consecuente respuesta:

¿Qué motiva al Gobierno a emprender un cambio tan grande en sus políticas (económicas)?

Una razón es que Cristina decidió que quiere terminar su mandato sin shocks económicos y para alcanzar este objetivo ella debe hacer algunas correcciones a mitad del viaje, así esto signifique tener que dar algunos tragos amargos.

La respuesta

Cuando le digo que el Morgan Stanley revisó sus análisis, no sólo me refiero a empresas del sector inmobiliario, como lo es IRSA.

El sitio especializado Iprofessional así describía la situación:

Un informe del banco de inversión Morgan Stanley afirma que las entidades financieras argentinas “ofrecen la oferta más atractiva de crecimiento en América Latina”.

Así explica el rally que sufrieron las acciones del Galicia, Macro y Francés en Wall Street, con ventajas que llegan a casi el 30% en lo que va del año. Ayer, a pocos minutos del cierre, estos papeles operaban con bajas en torno al 2%.

Morgan Stanley explica que los bancos argentinos -junto a las entidades mexicanas- se encuentran infravalorados con respecto a sus pares latinoamericanos.

“Los precios promedio por cada punto de cuota de mercado en México y en la Argentina son un 30% y un 60% inferiores al promedio regional”, apuntó el banco en un informe. “Si el escenario macro juega bien para ambos países, creemos que estos valores siguen teniendo un potencial significativo”, agregó, según Ámbito.

Por otra parte, este cambio de perspectivas no afecta sólo a las empresas (acciones), sino también al Gobierno (bonos). En momentos en que se está haciendo todo lo necesario para salir a tomar deuda al extranjero, los rumores se suceden.

Todas las semanas se habla de alguna entidad que ofreció dólares para fortalecer las reservas. La semana pasada conocimos la alternativa de un banco Suizo que le prestaría dólares al Banco Central contra los títulos públicos que posee, una idea que hoy no cuenta con el ok del oficialismo, pero que se suma a otras similares de entidades norteamericanas.

Mientras tanto, Axel Kicillof sigue en un complejo tango con el FMI y el BM para convencerlos de las buenas intenciones de la administración K. Ambos organismos esperan que esa seducción sea dada por los fríos números. Con el visto bueno de ambos, el acuerdo con el Club podría estar a la vuelta de la esquina.

Más allá del impacto que tendrá esto para las administraciones futuras que se deberán hacer cargo de estos planes de pago que hoy acordamos (Repsol, empresas ante el CIADI y posiblemente el Club), lo cierto es que mostraría voluntad de cumplir con los compromisos asumidos y un maquillaje difícil de resistir para aquellos inversores internacionales ávidos de riesgo y cansados de las tasas bajas.

Para conversar sobre éste y otros temas de la economía local, te invito a seguirme en twitter: @IgnacioRos.

Hasta la próxima.

Saludos,

Ignacio.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;I was a step slowIn Burston’s analysis, it was based on the assumption that few Israeli Arabs would vote, and that Arab parties would never unite.prada bag
It suggests Blatter was sure the finger of suspicion would not fall on him.hollister online
Eight aspen clones were established from root cuttings collected in the field and grown for two years in a common garden.mcm backpack for sale

Mike Smith made 22 saves to get the win in his second start for the Canadians, who sit atop Group A with nine points.toms sale
Jordan Hangs Al Qaeda Prisoner Prized

against Isis.michael kors handbags uk
“While there is no regulatory supervision or review required, the existence of these cases means there is the risk, should they come under political or media attention, that links could be made to the CBA situation,” the August 2014 report warns.Site De Chaussure Pas Cher

Deja tu respuesta