Aproveche la temporada de balances y maximice sus inversiones

La temporada de resultados en cualquier Bolsa del mundo es un momento especial donde los inversores reciben de primera mano un cúmulo de información sobre el estado de salud de las empresas cotizantes y, a la vez, las perspectivas de lo que puede llegar a ocurrir con ellas en el futuro. Por eso, suele haber mucha volatilidad en esos días y, además, aparecen oportunidades para hacer negocios.

En los Estados Unidos, la ronda correspondiente al primer trimestre de 2014 comenzó el 9 de abril en forma extraoficial, aunque las compañías listadas en el índice Dow Jones recién arrancaron el 19, de la mano del banco JP Morgan (JPM).

En Inversor Global seguimos de cerca los reportes de balances de las principales compañías; pero, ¿para que puede servirle esta información? La mayoría de las empresas suele realizar una perspectiva para su negocio, pero la Bolsa a veces parece moverse por sólo dos variables: ingresos y beneficios por acción. La primera es la más importante ya que muchas compañías han incrementado su beneficio a través de la reducción de costos (despidos, entre otros) y no por el aumento de sus ventas. Si esto ocurre, su tasas de crecimiento no crecerán o no se mantendrán, lo que hará que su valoración caiga.

De las 134 compañías del índice S&P 500 que han presentado balances hasta la fecha, el 75% ha superado las estimaciones de sus beneficios, pero sólo el 51% lo ha hecho con sus ingresos y muchas han reducido sus previsiones por lo que los inversores requerirán algo más para mantener el ritmo de las compras.

Los anuncios de resultados en los Estados Unidos suelen realizarse antes o después de las horas de negociación y generan fuertes movimientos en la preapertura o luego del cierre. Según un estudio de Bestpokeinvest, la oscilación media diaria de todas las acciones es del 5,41 %después de dar a conocer sus datos semanales.

Si se toman en cuenta las valoraciones y la incertidumbre sobre la generación de ingresos, las empresas tecnológicas son los más volátiles el día que rinden cuentas al mercado, con un promedio diario del 7,14%, seguidas por las de consumo con un 6,18%, y las de atención sanitaria con un 5,77%. En tanto las que menos tienen son las de servicios públicos con un 2,15%.

Estos cambios tan bruscos pueden generar oportunidades de entrada para perfiles de riesgo o para aquellos más conservadores una vez presentados los datos, ya que estos inversores buscan certificar que las cotizaciones son las correctas, por eso, esta tarea se torna más simple con los números y las estimaciones oficiales en la mano.

Fuente: Sala de Inversión

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido