Tres maneras de volverse rico

Anoche vi el documental de Michael Moore Capitalism: A Love Story (Capitalismo: Una historia de amor). Como siempre ocurre con sus películas, me pareció una propaganda entretenida.  

Uno de sus argumentos principales se basa en que lo ricos han engañado “al resto de nosotros” (Moore se alinea de manera brillante con la clase trabajadora) y nos han hecho creer en el capitalismo desparramando el mito que dice que cualquier estadounidense puede volverse rico.

Es una ironía espectacular. Él mismo, hijo de un trabajador automotriz de un pequeño pueblo llamado Flint, en el estado de Michigan en Estados Unidos -que se volvió rico gracias a trabajar duro y a tener iniciativa- luego hace una película cuya premisa es que nadie puede conseguir eso. 

La verdad es que, según Moore, el único poder que tienen los pobres sobre su futuro financiero es su voto en una sociedad democrática. Luego es el “sistema” el que se encarga de poner más dinero en los bolsillos de las clases media y trabajadora. (Aunque la historia demuestra que eso pocas veces ocurre).

Los socialistas se enfrentan con el capitalismo porque este no puede hacer que todos sean ricos, y eso es verdad. En Inversor Global nos gusta la idea de hacer que el mundo sea un lugar más rico. Sin embargo, nuestra experiencia nos ha demostrado que esto sólo es posible de a una persona a la vez.

Hace mucho que dejamos atrás la idea de que todas las personas, incluidos los vagos, deben ser ricos. Preferimos darle a cada persona las herramientas que necesita para hacer su propio dinero.

Y eso nos lleva al interrogante que plantea Moore en su película: ¿Es posible que una persona común -sin contactos ni recursos especiales- se vuelva rica en los Estados Unidos hoy?

He estado estudiando ese interrogante por casi 20 años y está claro que existen estadounidenses comunes, sin conexiones y asalariados que se vuelven ricos todo el tiempo.

Fui el mentor de, al menos, una docena de personas que comenzaron desde abajo y ahora son multimillonarios. Por ende, la premisa de Moore es una tontería. Cualquiera puede volverse rico en Estados Unidos. Y si bien sé por Federico que las cosas en Argentina no están tan fáciles, te aseguro que esto no es muy diferente en la Argentina.

Todas las personas se pueden transformar en ricas. A continuación encontrarás tres formas que podés usar para volverte rico:

1. Ahorrando y economizando.

2. Rezando y teniendo esperanzas.

3. Ganando e invirtiendo.

Volverse rico ahorrando y economizando

The Millionaire Next Door (El millonario de al lado), un libro de 1996 que fue un éxito de ventas, reveló algo que fue abrumador: el millonario estadounidense típico no adquirió su riqueza ni con una empresa ni siendo banquero ni mediante ninguna de las formas que cuentan los libros o las películas.

Parece ser que la mayoría de los millonarios se hicieron ricos ahorrando y economizando.

Cualquiera -y realmente quiero decir cualquiera- se puede volver rico. Puede empezar quebrado, ser analfabeto o discapacitado. De hecho, puede estar quebrado, ser analfabeto o cuadripléjico y, aún así, tiene la posibilidad de volverse rico.

¿Por qué? Porque si sigue la fórmula de ahorrar y economizar, es una certeza matemática. Algo seguro en un 100%.

Empiece con $ 5.000 en el banco. Luego destine $ 470 por mes en un programa de ahorros conservador (por ejemplo, bonos libres de impuestos) que genere, en promedio, un 5% (el promedio histórico de 100 años). Tendrá cerca de un millón en el banco cuando se jubile.

Si empieza cuando tiene 20, será millonario, sin duda, cuando alcance los 65. Cuando ya piense en dejarle dinero a sus nietos o a la Metropolitan Opera, tendrá una fortuna de $ 3 millones.

Para volverse rico no es necesario tener agallas o cerebro. Todo lo que necesita es trabajar lo suficiente como para ganar dinero y poder ahorrar un monto cada mes y la disciplina para no gastarlo.  

Volverse rico rezando y teniendo esperanzas

Generar riqueza economizando y ahorrando es algo certero, pero lleva tiempo, mucho tiempo. Por ello, incluso si tenemos el tiempo, la mayoría de nosotros no tenemos la paciencia necesaria para recorrer este camino. A todos nos gustaría que nos sirvieran la riqueza en una bandeja de plata mañana mismo.

Por ello le pregunto, volverse rico rápido (el último afrodisíaco financiero), ¿es posible?

La respuesta es: Sí, absolutamente, pero sólo si tiene mucha, mucha suerte.

Lo escuchamos todo el tiempo: cómo alguien en cierto lugar del mundo se vuelve rico “de la noche a la mañana” ganando la lotería o jugando a los dados en un casino en Las Vegas, heredando una fortuna o haciendo inversiones asombrosas en acciones o inmuebles con fondos apalancados.

Pero las posibilidades de que se vuelva rico de esa forma son remotas.

La posibilidad de que gane en la típica lotería estatal es de una en 14 millones y la de ganar a los dados es de una en 2 millones.

Volverse rico ganando dinero e invirtiendo

Ésta es para mí la forma más efectiva de lograr la independencia financiera. Es la que yo elegí y la que yo recomiendo. Y es la fórmula que comparto con los miembros del Club para Generar Riqueza de Inversor Global.

Si usted quiere saber cómo hice para construir mi fortuna de la nada, lo espero en el club donde aprenderemos varios de los principios que tiene todo buen generador de riqueza. Es que a diferencia de lo que piensa, no es tan complicado, sólo es cuestión de tener los conocimientos y la motivación adecuada. Para ello inventamos el Club para Generar Riqueza. No sólo para acercarle los conocimientos, sino más importante aún, para estar cerca suyo e incentivarlo a no bajar los brazos.

Juntos en esta ambición te saluda atentamente,

Mark Ford

Mark Ford es autor de “Siete años para el millón de dólares: El camino rápido para convertirse en millonario”, “Riqueza automática para los que recién empiezan” y “Confesiones de  un millonario hecho a sí mismo”, entre una docena de libros, todos presente en la lista de los más vendidos de The New York Times. Es uno de los grandes especialistas en “generación de riqueza” en el mundo entero.

Comment 1

  1. WALTER DAMIAN Las

Deja tu respuesta