El Viejo Continente, un nuevo destino para los inversores

El Viejo Continente: nuevo destino para inversoresLos inversores saben hacia dónde moverse. Una de las características principales que poseen es que son capaces de discernir cuáles son los lugares en donde su dinero generará mayor rentabilidad y en qué momento hacer un cambio de destino en caso de que alguna compañía o lugar presente dificultades.

Es por eso que, luego de la crisis hipotecaria de Estados Unidos en el año 2008, que desembocó en un desastre económico tanto para el país del Norte como para gran parte de la zona euro, los flujos de capital se dirigieron hacia otros países, de manera que pudieran refugiarse de la turbulencia y las caídas en los mercados.

En lo que va del 2014 ya se han experimentado cambios en la tendencia económica. Ahora, los fondos globales son atraídos nuevamente hacia el Viejo Continente y, según indicaron los analistas expertos, éstos llegan con una velocidad nunca antes vista.

La historia cambió y ahora son los mercados emergentes los que ven cómo los inversores dejan sus posiciones, cautivados por la recuperación económica que experimenta Europa en la actualidad.

La realidad económica de Rusia y Brasil, donde el crecimiento ha mermado y las tensiones políticas han sido razones para que muchos inversores dejen de poner su dinero allí, ha sido una de las razones por la que los inversores avanzados han vuelto a mostrar señales de interés en otros puertos. Estos ahorristas experimentados se fijan desde Oriente Medio hasta Sudamérica.

Por el momento, las acciones europeas han atraído más de 30.000 millones de dólares en lo que va de 2014 y sorpresivamente, muchos inversores son estadounidenses.

Según un artículo de CNBC, Amber Capital, lanzó un fondo de acciones a largo plazo que sólo se basaría en los países del sur de Europa. Únicamente en este fondo se invirtió 414 millones de dólares en total.

Como las economías se tornan más sólidas y las deudas que tienen países como Italia y España parecen más manejables, los rendimientos de sus bonos a 10 años volvieron a caer a los niveles de 2005 hace pocos días.

Además, otro gran indicio que respalda la recuperación europea es que los gurús financieros como Bill Gates y Warren Buffett, ya han puesto parte de su capital en proyectos españoles.

Otros que también han visto con buenos ojos la mejora en el país ibérico son las firmas de capital privado estadounidenses como Lone Star, Blackstone y Apollo Global Management. A esta lista también se incluyen los gerentes de fondos George Soros y John Paulson, que han buscado inversiones en activos inmobiliarios que cotizan en la bolsa de Madrid.

Aún queda mucho camino por recorrer, porque aunque las acciones han sido la mayor atracción de flujos de capital desde el año pasado, los fondos europeos deben recuperar gran parte del dinero que había estado allí desde antes de la crisis económica.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global, ya que a través de las columnas semanales de nuestros expertos económicos, usted podrá conocer más sobre en qué lugares y en qué momento están moviéndose los flujos de capital de grandes inversores. Puede hacerlo completando el formulario que se encuentra al final de este artículo.

Deja tu respuesta