Invertir en acciones: claves para analizar la calidad de una empresa

animese-a-invertir-en-acciones-tips-para-analizar-la-calidad-de-una-empresaLos expertos financieros coinciden en que la calidad de un activo es uno de los factores preponderantes a la hora de determinar el riesgo y potencial de retorno que tiene una inversión a largo plazo. Y aunque concuerden en este punto,  existen distintas opiniones al respecto de cómo evaluar la calidad de esas acciones.

Algunos inversores sostienen que es fundamental confiar en que las ventas y ganancias de la compañía van a crecer con el tiempo, más allá de las oscilaciones que puedan producirse a corto y mediano plazo.

Bajo esta perspectiva, tienen la certeza de que el valor de sus activos va a incrementarse a largo plazo. Este factor permite discernir si una caída en su cotización, ante un período de dificultades, es una buena oportunidad de compra o si, por el contrario, deben replantearse su posición y esperar la calma del mercado.

En este tipo de análisis las ventajas competitivas juegan un rol central, ya que ayudan a diferenciar las dificultades transitorias de aquellos problemas permanentes o estructurales.

Por ejemplo, cuando una empresa cuenta con mejores posiciones de escala frente a la competencia, una caída de precio ante una dificultad económica resultará una oportunidad de compra, dado que la compañía recuperará sus niveles de ventas y ganancias una vez pasada la turbulencia.

En cambio, si la facturación de la empresa comienza a reducirse rente a la de sus competidores, el resultado podría ser una tendencia de largo plazo donde no habrá garantías de recuperación en el futuro.

A continuación, analicemos dos casos de empresas exitosas:

Durante los últimos trimestres, Coca-Cola enfrenta una marcada desaceleración debido a la caída del consumo de gaseosas en los Estados Unidos y a la volatilidad en las monedas de mercados emergentes.

Mientras Coca-Cola mantenga su poder de marca, ventajas de escala y una red de distribución incomparable en el mundo, contará con la fuerza necesaria para atravesar cualquier desafío que se le presente. Sus fortalezas competitivas jugarán un rol clave a la hora de adaptarse a las modificaciones en las tendencias y necesidades de consumo en el mercado.

Por su parte, Apple ha perdido una porción de mercado ante los smartphones y tabletas con sistema operativo Android, producidas por Samsung principalemente. Sin embargo, continúa siendo la marca más valiosa del mundo según el ránking de Interbrand y la empresa más respetada del planeta según informa la revista Forbes.

La creciente competencia en los países emergentes, donde se suman nuevos consumidores que prefieren los precios bajos, fue aprovechada rápidamente por las empresas rivales. De esta forma, los altos precios de Apple favorecen a que la competencia crezca más rápido en el Tercer Mundo.

Aún así, la empresa no necesita reducir sus precios para mantener a sus usuarios, hecho que se ve reflejado en sus estados financieros. Apple cuenta con un margen de ganancia operativo superior al 30% de sus ventas, mientras que el de Samsung es del 17%, en base a números de 2013.

Ambos casos evidencian que las ventajas competitivas son un factor fundamental para determinar la calidad de una empresa. Estas ventajas reflejarán elevados y sostenidos márgenes de rentabilidad y considerables implicancias desde el punto de vista financiero.

Por otro lado, las empresas con elevados niveles de rentabilidad suelen generar ganancias aún durante períodos económicos adversos. De esta forma el inversor no tendrá demasiados motivos para preocuparse por un problema de solvencia financiera en caso de que la compañía atraviese etapas difíciles.

El secreto para invertir en acciones está en poner atención y entender de qué forma las ventajas competitivas de la empresa generarán niveles de rentabilidad superiores a los del promedio, ya que son éstas las que producen y sostienen los márgenes de ganancias.

Fuente: Sala de inversión

Deja tu respuesta