Inversor: ¿usted apostaría a Cuba?

inversor-usted-apostaria-a-cubaEl régimen de los hermanos Castro pretende atraer una nueva masa de capital a Cuba a través de una ley de inversión extranjera, con la que serán exentos de impuestos a quienes decidan llevar su dinero a este destino.

La nueva normativa reduciría a la mitad el impuesto sobre las ganancias (es decir, a 15%), además de ofrecerle ocho años de gracia a gran parte de los inversores, según indicó este miércoles la prensa oficial el Gobierno cubano. La misma indicó que la ley incluirá una protección legal para los ahorristas extranjeros.

La Asamblea Nacional cubana se reunirá este sábado 29 de marzo para aprobar la normativa, con la que el Gobierno de Raúl Castro pretende reinsertar al país en la economía mundial.

Las ventajas y las desventajas de la inversión en este país son bastante contradictorias: mientras que por un lado es una de las islas del Caribe con las mejores playas, cayos y ciudades antiguas con gran atractivo turístico, por el otro está el hecho de que la nación lleva más de cincuenta años bajo un mandato comunista y con una economía basada en el estilo soviético, con lo que el riesgo para asumir es bastante alto.

En los últimos años, el régimen ha implementado nuevas políticas y reformas económicas para impulsar el anémico estado en el que se encuentra su actividad. Mientras que los cubanos ahora podrán visitar otros países y comprar autos cero kilómetros, entre otras medidas, las rebajas fiscales y exenciones para los inversores parecen ser otra opción que el país estaría usando para mejorar la situación de la isla.

Sin embargo, las inversiones extranjeras no sólo están destinadas al turismo. Éstas incluyen la explotación de recursos naturales, entre esas la exploración y extracción de petróleo, que podrían estar sujetas a mayores impuestos sobre utilidades de hasta 22,5%, según indicó un artículo del portal financiero Portafolio.

La ley actual sobre este tipo de inversiones está vigente desde 1995 y las exenciones son negociadas con las compañías, que pagan impuestos sobre las ganancias de 30%. Cuba aplica además un impuesto laboral de 20%.

Por otra parte, aunque las ventajas por el lado tributario son bastante positivas, una de las quejas que tienen las firmas foráneas -y que también puede convertirse en un factor de riesgo- es que la contratación debe hacerse a través de empresas estatales, lo cual, en muchos casos no es lo más conveniente para ellos.

Hoy en día existen alrededor de 200 empresas conjuntas y otros proyectos relacionados con la inversión extranjera en Cuba, en comparación con más de 400 que existían hace unos 12 años y los números refuerzan el hecho de que los Gobiernos comunistas no son los más preferidos por las empresas que buscan hacer que su capital les traiga mejores retornos.

Sin embargo, muchos inversores podrían estar bastante escépticos con la implantación de la nueva Ley. Esto, debido a que la medida aún debe ser aprobada por la Asamblea y puesta en aplicación. Debido a que el Gobierno es quien controla todas las operaciones de manera tan estricta, muchos temen que pueda entrometerse demasiado en cualquier tipo de negociación.

Por eso, invertir en Cuba puede ser bastante atractivo para muchos, pero para muchos de esos que no son adversos al riesgo y les gusta poner el dinero al borde del peligro.

No olvide que Inversor Global es un aliado para conocer más sobre buenas inversiones y por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le entregarán más detalles. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo tiene que completar el formulario que está al final de este artículo.

Comments 3

  1. Maxi567
  2. Jose Jesus Reina Valdes
    • Maxi567

Deja tu respuesta