Giro ortodoxo: Bancos de Wall Street recomiendan comprar deuda argentina

El giro ortodoxo que tomó el Banco Central en su estrategia de recuperar reservas internacionales y la necesidad del Gobierno de mejorar su relación con los mercados financieros aumentaron las expectativas de Wall Street sobre la economía argentina y su evaluación respecto de la deuda soberana.

Esta vez fue Bank of America quien recomendó a sus clientes aumentar la exposición en activos argentinos al reconocer que el país está tomando desde octubre del 2013 una serie de medidas favorables al mercado, además de lograr estabilizar las reservas.

De esta forma, el banco de inversión elevó la recomendación para los títulos públicos locales en dólares de “neutral” a la categoría de “comprar”. Y según afirmaron los analistas de la entidad, “los bonos denominados en dólares estarán sostenidos por una más fuerte cosecha que ayudará a incrementar las reservas, así como por las negociaciones de deuda con el Club de París y un posible recorte de subsidios”.

Los inversores ven con buenos ojos el cambio en la estrategia cambiaria de la institución dirigida por Juan Carlos Fábrega, quien desde principios de febrero logró frenar el drenaje de reservas internacionales. El mes pasado la caída de reservas fue de 202 millones de dólares, cuando en enero había sido de 2.851 millones.

Para Wall Street, la mejora en la capacidad de pago argentina y la pronta reunión -será el 26 de mayo- entre representantes del Gobierno e integrantes del Club de París para intentar negociar la deuda, incrementa el atractivo de los bonos argentinos.

“El Gobierno logró estabilizar las reservas y sigue tomando medidas favorables al mercado que lo ponen un paso más cerca de la comunidad internacional”, señaló en su último informe Marcos Buscaglia, economista jefe de Bank of America para la región.

La recomendación de Bank of America se suma a la que realizó a fines  del año pasado Barclays Capital. El Banco había recomendado a sus clientes aumentar la exposición de la deuda argentina, al destacarla como opción atractiva para los inversores que buscan altos márgenes con el fin de amortiguar las mayores tasas de Estados Unidos.

De acuerdo a Barclays, las valoraciones siguen siendo atractivas y recomiendan mantener bonos locales y los títulos de la provincia de Buenos Aires denominados en dólares con vencimiento en 2015 y 2021.

Por su parte, JP Morgan mantiene una postura moderada sobre la deuda argentina ya que anticipa en el mediano plazo desafíos de ajuste. Los riesgos económicos, políticos y legales podrían torcer posibles alzas en el corto plazo.

La financiera sostiene que la Argentina todavía no está fuera de la zona de riesgo. Según su análisis, el tipo de cambio paralelo socava la credibilidad del peso, las tasas de interés siguen estando bajas en términos reales y la política fiscal todavía no encontró su ancla.

Pero aún así, JP Morgan sostiene que la prima de riesgo podría reducirse si se disminuye la preocupación de los inversores por la caída de las reservas en el corto plazo y si las paritarias se negocian en torno al 25 ó 30% sin tensiones sociales que cuestionen la legitimidad del Gobierno.

Si desea recibir información extra para seguir de cerca la situación económica argentina a nivel internacional y entender cómo evolucionan las cotizaciones de sus papeles, no deje de leer nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Recibirá gratuitamente la opinión de los expertos para tomar las mejores decisiones financieras.

Deja tu respuesta