Estados Unidos sigue por la vía del “tapering”

estados-unidos-sigue-por-la-via-del-taperingYa han sido dos los anuncios y las acciones que ha hecho el banco central de Estados Unidos en cuanto a un freno en la emisión de billetes para inyectar en el mercado: el primero de ellos se registró el pasado diciembre, cuando se redujo en 10.000 millones de dólares. Un mes después, en enero de 2014, la reunión de la Fed también produjo como resultado que las compras mensuales de bonos serían menores, para alcanzar los 65.000 millones de dólares.

Estas medidas hasta el momento han sido bien recibidas por los mercados, que no han mostrado grandes oscilaciones, a pesar de los temores que mantenían por la posibilidad de que la economía de la nación estuviera todavía en recesión.

Luego de estas importantes decisiones, la Reserva Federal ha mostrado señas de que volverá a recortar su estímulo de compra de bonos, además de que se espera un anuncio sobre cuándo podría subir las tasas de interés, asunto en el que aún el banco central no había tomado posición.

De concretarse, el freno a la impresión de dólares se reduciría hasta llegar a los 55.000 millones de dólares, lo que representa una continuidad de las políticas que el anterior presidente de la entidad, Ben Bernanke, había utilizado para ayudar a la recuperación de la economía local.

Janet Yellen presidirá este miércoles su primera reunión, luego de las declaraciones que entregó los meses pasados tanto a la Cámara como al Senado estadounidenses.

El camino sigue siendo marcado por la reducción, que, luego de la estación invernal, hizo que se crearan dudas sobre el mejoramiento de las cifras de empleo, producción industrial y ventas minoristas y se pensaba que tal vez aún no era tiempo de hacer reducciones de compras de bonos tan sucesivas.

Existe menos certeza sobre lo que hará la Fed respecto a la orientación de los tipos de interés. Desde hace más de un año que el ente monetario ha dicho que no considerará elevar los de corto plazo, a menos de que la tasa de desempleo caiga al menos a 6,5% y con una inflación contenida.

Pero la tasa de paro ha bajado a 6,7%, en parte debido a que algunas personas han renunciado a la búsqueda de trabajo, y los funcionarios piensan que la economía aún está lejos de estar lista para enfrentar mayores costos de endeudamiento.

Los responsables políticos de la Reserva Federal han indicado que es probable que desechen el umbral numérico y se enfoquen a una orientación más cualitativa, pero no es seguro cómo van a formularla, indicó un artículo de la agencia de noticias Reuters.

El desafío que enfrentan es hacer el cambio sin modificar las expectativas del mercado para una primera subida de tasas, ahora prevista a mediados del próximo año, mientras que la Fed quiere garantizar que otra caída en la tasa de desempleo por razones equivocadas no haga que suban las tasas de interés a largo plazo por las proyecciones de que éstas incrementen. 

Se espera que se anuncie la decisión final de la Fed en un comunicado en horas de la tarde de este miércoles. Luego, Janet Yellen entregará su primera conferencia de prensa como cabeza de la Reserva Federal, luego de que asumiera a principios de año.

Recuerde que Inversor Global es un aliado para conocer más sobre buenas inversiones. Por medio del Newsletter semanal, al cual puede suscribirse gratuitamente, nuestros expertos económicos le entregarán más detalles sobre los beneficios y altos retornos que pueden significar las distintas herramientas de inversión. Para recibir gratis nuestro Newsletter, sólo tiene que completar el formulario que está al final de este artículo.

Deja tu respuesta