Cupón PBI: según el índice Congreso, este año no se pagaría

Este año no se pagaría cupón PBI, por lo menos según el índice Congreso, que elaboran los legisladores opositores a partir de los relevamientos de las consultoras privadas. Sus estimaciones auguran que  la economía argentina creció el año pasado un 2,9% y no un 4,9%, como indica el último Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del INDEC.

La diferencia tiene una enorme implicancia económica: si en 2013 la economía argentina creció menos del 3,2% y no lo que sostienen los números del INDEC (Instituto Oficial de Estadísticas y Censos), el país no debería pagar el denominado cupón PBI de los títulos públicos. La cuenta asciende a unos u$s 3.500 millones.

En esta dirección, los diputados opositores advirtieron que si la tasa supera la estimada por el sector privado se estaría “frente a un delito” y harán “una denuncia penal por malversación de fondos públicos”, porque implicaría pagar por los cupones de 3.800 a 4 mil millones de dólares.

Visión oficial

El Indec dará este jueves la evolución de actividad económica de enero y también informará sobre la evolución del Producto Bruto Interno del cuarto trimestre el año pasado, con valores que confirmarían que se superó largamente el umbral que disparará el pago del cupón PBI.

Si la tasa de crecimiento del PBI del año pasado se ubicara por debajo del 3,22% el Gobierno se ahorraría el pago por el cupón PBI que deberá efectivizarse el 15 de diciembre de este año. Pero, algunos funcionarios oficialistas habrían  manifestado que  por el momento no hay ninguna intención desde el Ministerio de Economía de modificar hacia abajo el crecimiento del PBI del 2013.

Tras crecer a tasas superiores al 8% anual durante gran parte de la última década, Argentina está desacelerando su marcha por una alta inflación, una fuga de capitales y trabas al comercio exterior que desalentaron la inversión.

¿Cómo funciona el cupón de PBI?

Los cupones vinculados al crecimiento del PBI tienen su origen en el canje de la deuda en default realizado en el 2005 por el Gobierno Nacional. Fueron un instrumento novedoso, incluso a nivel internacional. Inicialmente, el cupón se adicionó a los tres bonos emitidos, el Par, el Discount y el Cuasipar y fue diseñado para darle un atractivo extra al canje.

Por su forma de pago, los cupones no pueden ser considerados como un instrumento de renta fija. Más bien funcionan como una opción ya que los pagos son contingentes a que se cumplan las siguientes tres condiciones en forma simultánea:

  • Que para el año de referencia, el PBI real exceda al PBI del caso base establecido por el Gobierno para ese año.
  • Que para el año de referencia, el crecimiento anual del PBI real exceda el ritmo de crecimiento indicado para ese año por el caso base.
  • Que los pagos totales no excedan el 48% de la deuda elegible. Si estas tres condiciones se cumplen, los tenedores tendrán derecho a recibir pagos por el 5% del excedente del PBI hasta el año 2035 cuando vence la opción.
Si desea obtener información más detallada sobre el cupón PBI, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. En esta publicación semanal, nuestros expertos lo aconsejarán sobre este y otros instrumentos financieros a través de informes totalmente gratuitos. Si todavía no lo recibe, complete el formulario que se encuentra al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta