El Gobierno y la pelea por los créditos internacionales

La incipiente y cada vez más acelerada pérdida en las arcas del BCRA provocó que el Gobierno quiera conseguir desesperadamente divisas extranjeras y que por eso haya cambiado de actitud frente a los organismos internacionales de crédito. Ya desde el año pasado se ha empezado a esforzar por mejorar su relación con las entidades como son el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

El año pasado, el BID había comunicado informalmente al Ministerio de Economía que revisaría a la baja su cuota de préstamos para el país en 2014. Paralelamente, el Banco Mundial había anunciado que el nuevo programa de créditos quedaba postergado hasta enero o febrero de 2014. En un contexto económico en el cual para el Gobierno era -y es- menester conseguir dólares, estas dos noticias hacieron tambalear el futuro financiero de la Argentina.

Ante la persistente necesidad de hacerse de divisas frescas, el Gobierno decidió intensificar sus esfuerzos para recuperar acceso a los organismos multilaterales de crédito y, así, destrabar 4000 millones  de dólares en créditos pendientes.

Para eso, esta semana, el ministro de Economía, Axel Kicillof , tendría previsto viajar a Brasil para negociar la aprobación de un nuevo programa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 900 millones de dólares, mientras que desde Washington el representante argentino en el Banco Mundial presentó hace algunos días una nota en el directorio del organismo para solicitar que se acelere el tratamiento del caso argentino.

Según publicó La Nación, esta semana se llevará a cabo en Salvador de Bahía, Brasil, la asamblea anual del BID que será escenario de las negociaciones para aprobar un programa de créditos para la Argentina para 2014.

La cifra destinada al país el año pasado no se terminó por utilizar de manera completa, dado que, a partir de octubre pasado, a medida que empeoró la relación de la Argentina con la comunidad internacional, varios créditos relevantes quedaron sin aprobar.

Pero todavía más trabadas parecen las negociaciones con el Banco Mundial (BM), que no tiene una estrategia de alianza país (CPS, por sus siglas en inglés) con la Argentina desde julio de 2012. El CPS es el programa que suele acompañar cada mandato presidencial y que contempla créditos por 3000 millones de dólares. La aspiración del equipo económico es aprobar el CPS antes de junio, cuando finaliza el año fiscal del BM. 

¿Qué es el BID?

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es una organización financiera internacional con sede en la ciudad de Washington D.C. (Estados Unidos), y creada en el año de 1959 con el propósito de financiar proyectos viables de desarrollo económico, social e institucional y promover la integración comercial regional en el área de América Latina y el Caribe. Es la institución financiera de desarrollo regional más grande de este tipo y su origen se remonta a la Conferencia Interamericana de 1890.

Su objetivo central es reducir la pobreza en Latinoamérica y El Caribe y fomentar un crecimiento sostenible y duradero. En la actualidad el BID es el banco regional de desarrollo más grande a nivel mundial y ha servido como modelo para otras instituciones similares a nivel regional y subregional.

Si desea recibir información extra sobre las créditos que están pendientes para la Argentina así como también los posibles escenarios que se darán a raíz de esto en el país, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Si todavía no lo recibió, complete el formulario que se encuentra al finalizar este artículo. Recibirá la opinión y la visión de los expertos en materia económica, gratis.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido