¿Qué es de la vida de Ben Bernanke fuera de la Reserva Federal?

ben bernankeEl 3 de febrero de 2014, Ben Bernanke, catorceavo presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, dejó su puesto para darle lugar a la actual mandataria de la institución, Janet Yellen. Bernanke, sin embargo, casi que no llegó a tomarse tiempo de descanso  y ya se encuentra ocupado nuevamente: se sumó al lucrativo y selecto grupo de conferenciantes internacionales.

Su nueva ocupación comenzó con una charla en Abu Dhabi sobre política monetaria por la que ganó 250.000 dólares. Un trabajo envidiable para el que el economista de la Universidad de Harvard trabajó mucho.

Se graduó en 1975 con la calificación de summa cum laude, es Doctor en economía por el Instituto Tecnológico de de Massachusetts, MIT, ha sido presidente del departamento de economía de la Universidad de Princeton y además, es experto en la depresión económica de Estados Unidos de 1929, una de las razones que hizo que encabezara la FED por siete años. 

Todo este abultado currículum, lo llevó a ganar, a sus 60 años, 250.000 dólares por un discurso de menos de una hora. Lo más llamativo es que si se lo compara con el salario del presidente del Banco Central estadounidense durante todo 2013, es mucho mayor: 199.700 dólares.

Ya lo dijo uno de sus antecesores, Paul Volcker, quien reconocía con tanta candidez como ironía que una de las cosas que más le habían sorprendido al dejar el cargo es que “podía dar un discurso o dos y ganar más que al frente de la Fed”.

Si a estas seductoras remuneraciones se le suma la falta de responsabilidad y los dolores de cabeza que conlleva manejar la política monetaria de la primera economía mundial tras la mayor recesión económica en ocho décadas, no parece que Bernanke pueda echar de menos su despacho en la sede de la Fed.

Aunque ganar 250,000 dólares por dictar una conferencia es una buena remuneración por una tarde de trabajo, no desentona mucho con lo que cobran otros altos funcionarios en el circuito de las conferencias, según los expertos.

Por ejemplo, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, cobró 200,000 dólares por hablar en la National Automobile Dealers Association (la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles) en enero.; y su esposo gana mucho más por discurso, según los informes de prensa.

Además, está focalizado en su libro de memorias que tiene previsto publicar acerca de sus años al frente de la Fed.

El contrato editorial, que aún debe negociar, también le aportará una importante suma dado el interés general por uno de los momentos más convulsos vividos por el banco central estadounidense, que justamente el pasado año cumplió un siglo desde su fundación. Por ejempo, su predecesor Alan Greenspan (1987-2006) obtuvo un contrato por su libro “The Age of Turbulence” editado en 2007 de cerca de 8 millones de dólares

Recuerde que para conocer más sobre personalidades del mundo económico, puede suscribirse gratuitamente a nuestro Newsletter de Inversor Global. En esta publicación semanal encontrará todos los datos necesarios para mantenerse al tanto. Si todavía no lo recibe, complete el formulario que se encuentra al final de este artículo.

Deja tu respuesta