Wall Street mira con otros ojos a la Argentina

Los inversores estadounidenses especializados en mercados emergentes siguen muy de cerca el desarrollo de la economía argentina. Esto no es porque les produzca empatía, sino porque ven en nuestro problema una oportunidad. Son varios los analistas que coinciden en que una consistente e inevitable devaluación del peso, volvería a los activos argentinos una atractiva alternativa de inversión con miras al futuro.

No sólo la prensa norteamericana destinó varias páginas de sus periódicos a comunicar la latente crisis económica del país sino que también las perspectivas políticas fueron motivo de conversaciones entre brokers, informó el diario Ámbito Financiero.

La corresponsal en Estados Unidos del diario, Liliana Franco, explica en un artículo que escuchó una conversación entre inversores donde se trataba de entender la compleja realidad política del país, y que sin embargo, derivó en temas más prácticos, como las oportunidades que ofrece el mercado argentino.

En esta dirección, para los especialistas en mercados latinoamericanos, los recursos energéticos no convencionales ocupan toda su atención no sólo por el potencial sino porque tienen en cuenta, además dun reciente informe de la agencia de energía de los Estados Unidos que sitúa a la Argentina en el segundo lugar del mundo por la cantidad de sus reservas de shale gas y en cuarto lugar por las de shale oil.

Pero la energía no convencional no es lo único que está en la mira, en estos días la deuda argentina es uno de los temas preferidos de los operadores de bonos de mercados emergentes. Es que consideran que el país “deberá normalizar sus relaciones financieras internacionales para conseguir los créditos que necesita para recomponer las reservas” y, por lo tanto, están a la búsqueda de títulos con perspectivas de rápida valorización.

Por otro lado, las acciones también son motivo de análisis, apunta la autora del artículo. El viernes pasado, importantes inversores conversaron sobre la valuación de los bancos del país que, a primera vista, han llegado a valores muy interesantes -ya que desde el año pasado han ajustado su precio que estaba muy bajo.

Sin embargo, la moraleja de esta repetida historia es triste. Un reconocido economista la resumió en una frase “qué pena que siempre la Argentina termina vendiendo barato sus activos”. Esta personalidad, de fama mundial y que pidió mantener el anonimato para evitar ser vilipendiado públicamente, descartó de manera enfática que exista una conspiración internacional contra el país y, es más, se mostró optimista en cuanto a que se podría evitar la crisis que se asoma con la adopción de algunas medidas. “Aún están a tiempo de aplicar políticas que permitan controlar la inflación”, remató. Sólo el tiempo dirá.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta