Si se blanqueara el PBI, correría peligro el pago de los cupones atados a él

Ya lo había advertido JP Morgan, una de las entidades bancarias más importantes de Estados Unidos: con el nuevo IPC. el Gobierno se alejaba de pagar los bonos atados al PBI. La empresa financiera divulgó un informe en donde alertaba a los inversores sobre las consecuencias del nuevo índice de inflación.

El año pasado, el gobierno se había comprometido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a sincerar sus estadísticas y con el anuncio del nuevo IPC, el Indice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu), dejó en claro que planeaba cumplir sus promesas. Esto, que significó una contradictoria buena noticia para la mayoría de los medios locales e internacionales, contaría con un lado negativo además del preocupante aumento de la inflación.

Como el próximo paso sería una revisión metodológica del cálculo del PBI, del cual el Fondo también sospecha que no está bien medido, esto implicaría reconocer un crecimiento más moderado y perjudicaría a los cupones. Tanto es así que, ayer los warrants bajaron hasta 3,2%.

Uno de los puntos que más interesan a inversores de todo el mundo es si el  Gobierno argentino finalmente pagará o no el cupón atado al PBI, ahora que las cifras estatales parecen acercarse a un sinceramiento. En este sentido, la entidad financiera no se mostró muy optimista.

Según el informe de JPMorgan, el dato del PBI se modificará a la baja, lo que impedirá que los inversores que apostaron a los cupones reciban el próximo pago. “El crecimiento genuino fue del 2,9% en 2013, frente a un desempeño medido por el INDEC del 4,9%, cuando el cupón paga sólo si el PBI se ubica por encima del 3,2%”, sostiene el banco estadounidense.

En la misma línea, JPMorgan explica que al subestimar el incremento de los precios al consumidor se contribuye a sobrevalorar el crecimiento, un factor que es determinante para el pago de los warrants. De esta manera Argentina evitaría un pago de u$s 3.000 millones.

En septiembre pasado, la directora del INDEC, Ana María Edwin, había confirmado el cambio de base para la medición del alza del PBI y había admitido que la revisión del crecimiento de la economía con la modificación del año base comenzaría en 2012 con lo cual bien se podría afectar el alza del PBI del 2013 y los pagos de los cupones en 2014.

El warrant más golpeado fue el de dólares bajo ley argentina, que perdió más de 3%, mientras que el resto cedió entre 1 y 1,8%.

En definitiva, la última palabra la tendrá el gobierno.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta