Se vende: 8,4 millones de dólares por la mansión de Al Capone

Sin dudas se trata de una propiedad singular. Situada en una isla exclusiva, esta mansión cuenta con 7 habitaciones, 5 baños completos y una historia memorable: desde allí Al Capone manejó sus actividades criminales hasta el momento de su muerte en 1947.

Capone fue uno de los criminales más buscados por el FBI, pero sólo pudieron acusarlo y enviarlo a Alcatraz por el delito de evadir de impuestos. Poco tiempo antes de  ser atrapado por las autoridades estadounidenses, el  gánster había comprado la mansión en cuestión por 40.000 dólares a Clarence Busch.

La propiedad fue puesta a la venta por su actual dueño, una compañía estadounidense que pagó por ella 7,4 millones de dólares hace seis meses. En la Web de la inmobiliaria, Sotheby’s International Realty, se informa que la lujosa casa tiene dos pisos y una fachada de traza española y clásica, que “dispone de residencia para invitados, playa privada con vistas a la bahía, siete cuartos y cinco baños”, pero no menciona haber pertenecido a Al Capone.

La mansión es una de las más antiguas de Miami Beach y perteneció originalmente a Clarence Busch, de la dinastía de Anhueser-Busch, que en sus días controlaba la mayor compañía cervecera del mundo.

Está rodeada por jardines con plantas tropicales y cuenta también con una piscina de 18 metros de largo y 9 de ancho.  Y además de estar ubicada frente al mar, es considerada una de las más grandes de la isla.

El mafioso hizo en su época una fortuna con el juego clandestino y el tráfico ilegal de bebidas alcohólicas, en años donde imperaba la llamada Ley Seca.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta