Peligra la creación del Banco de Desarrollo sustentado por el BRICS

planes-de-creacion-de-banco-de-los-paises-miembro-brics-enfrenta-problemasEl año pasado, los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, países que conforman el BRICS, habían acordado crear un Banco de Desarrollo y un estamento para la reserva de divisas propios. Tanto fue así que, algunos expertos se habían atrevido a afirmar que las dos instituciones iban a funcionar como una especie de Banco Mundial y FMI para el bloque.

La idea consistía en que entre estos países se establezcan dichos entes financieros con un capital total de 100.000 millones de dólares para dentro de cinco años.

La creación del Banco fue propuesto por primera vez en 2012. Después, las conversaciones se reanudaron en marzo de 2013, durante una cumbre que sostuvieron en Durban, Sudáfrica. Para agosto del mismo año, habían llegado a un entendimiento en cuanto a la estructura que tendría.

Sin embargo, seis meses después de la última conversación sobre el proyecto, los países miembros todavía no han podido acordar detalles sobre su participación en la estructura de la institución.

El objetivo principal del Banco sería el de financiar proyectos de infraestructura, sin tener que depender de instituciones internacionales, pero las negociaciones están congeladas debido al desacuerdo que hay sobre cómo se financiará y cómo se organizará la administración del mismo.

Según informan algunos medios de comunicación, la falta de consenso parte de la cantidad de fondos que cada miembro del bloque debe contribuir. Mientras que Rusia considera que debería ser en partes iguales (20% cada uno), otros funcionarios del grupo afirman que la participación de las naciones debería depender del tamaño de sus economías.

El capital inicial rondaría los 50.000 millones de dólares, para finalmente elevarse a 100.000 millones de dólares.

El bloque de naciones ha tenido dificultades para tomar una decisión en este aspecto debido al retiro de los estímulos monetarios de Estados Unidos, ya que un aumento en la confianza de la primera economía del mundo hizo que el flujo de capitales saliera masivamente de sus países. De igual forma, la preocupación sobre el freno en el crecimiento que habían experimentado las naciones emergentes ha aumentado.

Aunque las negociaciones se desarrollan a paso lento, los países evaluarán el comportamiento de sus mercados en el 2014 y con especial hincapié en las reducciones del plan de inyección monetaria que realiza Estados Unidos.

Si bien hace dos años, el panorama para las naciones emergentes era bastante prometedor, los cambios que han acontecido en estos últimos meses serían los causantes –en parte- de que el proyecto del Banco de Desarrollo se haya detenido parcialmente.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido