Liliana Lampuri, creadora de Elementos Esenciales: “Sin pasión, perseverancia y paciencia no llegás a ningún lado”

liliana-lampuri-sin-pasion-perseverancia-y-paciencia-no-llegas-a-ningun-ladoLuz de Sousa Quintas

Liliana Lampuri abrió el primero de sus diez locales propios en noviembre de 2001, un día antes de que Domingo Cavallo anuncie el tristemente recordado “corralito” bancario. Cansada de dedicarse a la publicidad y con la idea de combinar su trabajo con el cuidado de su único hijo, Liliana tomó la decisión personal de crear Elementos Esenciales, su propia marca de productos para el cuidado personal.

Al poco tiempo, la marca llegó a Unicenter Shopping y Galerías Pacífico, pero luego del repunte de la economía debieron cerrar por el incremento en los precios y alquileres. En 2002, la firma abrió su primera franquicia, que hoy asciende a un total de 12, y además cuenta con 20 locales en la Argentina y presencia en Chile y Uruguay

Inversor Global charló en exclusiva con la emprendedora que creó su negocio en medio de la crisis y se consolidó a lo largo de los años. Su aprendizaje y experiencia son un claro ejemplo para aplicar a cualquier tipo de negocio e iniciativa y para animarse a convertir una idea a un microemprendimiento rentable.

-¿Qué fue lo más difícil que tuvo que afrontar con su negocio?

Los diferentes cambios de escenarios de un país impredecible y aprender a tener empleados. Esas cosas son las que a un emprendedor lo hacen muy vulnerable, un país impredecible hace que no puedas proyectar nada porque el escenario te cambia todo el tiempo y así las finanzas se pueden ir al diablo. Por ejemplo nosotros entramos en un montón de shoppings con un alquiler y nos iba muy bien, pero al poco tiempo aumentaron el triple y nos tuvimos que ir.

-¿Qué diferencias ves entre el mercado del 2001 y el actual?

El país está mejor y hay trabajo. Nosotros ya tenemos 12 años y salimos con locales al exterior. Creo que éste no es el mejor momento para emprender, estamos en un año de recesión y nadie sabe lo que va a ocurrir porque la economía está muy ligada a la política. Si yo tuviera que emprender de nuevo hoy, lo haría de todas formas porque uno tiene que seguir adelante.

-¿Por qué decidieron volcarse al sistema de franquicias?

Porque funciona muy bien. Es el más eficiente para poder canalizar un rápido crecimiento, y con buenos operadores y franquiciantes te asegurás una buena rotación de la marca. Con el capital que necesitás ya tenés en marcha un sistema que funciona, entonces la inversión y el rendimiento es diez veces superior a que si tendrías que hacerlo por tu cuenta. Las franquicias funcionan con un manejo centralizado, como una unidad de negocios.

-¿Cuánto cuesta una franquicia hoy en día?

Estamos hablando de una inversión de $200.000 aproximadamente.

.¿Cuál cree que fue la clave de su éxito?

Tres palabras: pasión, perseverancia y paciencia. Cuando sos un emprendedor si no tenés estas tres cosas no llegás a ningún lado.

-¿Qué le recomendaría a aquellos que desean empezar su negocio y no saben cómo?

Que investiguen mucho a qué categoría de negocio se quieren meter, la competencia, los costos y que se capaciten. Que se tiren a la pileta, arriesguen y vayan para adelante. Nadie tiene asegurado nada, sólo hay que entender las reglas del juego y jugarlas. No querer cambiar un sistema que te excede, sino entender en qué mercado estás, aprender las reglas y jugarlas.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

 

Deja tu respuesta