Thursday, December 12, 2019
El sitio de noticias de Inversor Global


Las ventas que se esconden detrás del Brazuca, balón oficial del Mundial

Además de la tecnología y la publicidad que rodean a la pelota protagonista del Mundial de Fútbol de Brasil 2014, hay grandes negocios detrás de ella.

By Inversor Global , in Inversiones , at 21 febrero, 2014 Etiquetas: , , , ,

el-dinero-que-se-esconde-detras-del-brazuca-balon-del-mundialEl balón Adidas de Brasil ya ha sido probado por jugadores que participarán en el encuentro mundialista entre junio y julio de este año. Éste mezcla innovación y creatividad y su popularidad está apenas en alza, meses previos a que se den cita los equipos que competirán por el mayor título global que puede alcanzar una selección nacional de fútbol.

El nombre de la pelota, Brazuca, es una expresión popular que significa “brasileño” y que se emplea para describir el modo de vida de la nación sudamericana. Su diseño de seis paneles se inspira en las pulseras de la suerte de Salvador de Bahía y refleja la pasión y la alegría que el fútbol transmite en todos los rincones de Brasil.

La misma multinacional alemana de ropa y accesorios deportivos fue la que diseñó la Jabulani, balón oficial del Mundial de Sudáfrica 2010, que fue duramente criticada por los extraños giros que hacía en el aire. Pero, para este nuevo encuentro futbolístico, la empresa decidió aprender de sus errores y mostrar una creación mucho mejor.

Lo que sucedió con la Jabulani fue todo un golpe para la empresa, ya que el negocio que envuelve al balón abarca a la inversión, el marketing y las ventas proyectadas por la firma. Adidas se tomó tan en serio la fabricación de la nueva pelota que la sometió a pruebas durante dos años y medio, incluyendo un test de rugosidad con el apoyo de la NASA y la participación de 600 jugadores que realizaron pruebas con el balón para opinar sobre el mismo y evitar lo ocurrido hace cuatro años atrás, según indicó un artículo publicado en el sitio web Expansión.

Estas pruebas no fueron gratis y para ello se necesitó una buena inversión, lo que requiere que el balón sea comercializado a tal punto de lograr una alta rentabilidad.

El Brazuca original puede comprarse en los sitios web locales de Adidas: mientras que en Argentina la pelota original cuesta 749 pesos argentinos, en Chile se vende por 56.990 pesos chilenos y en Colombia por 309.900 pesos colombianos. Pero no es la única edición: también se pueden comprar las versiones mini y otras en distintos colores a precios mucho más económicos. A esto además se le añade las ediciones especiales para cada país que es patrocinado por la marca alemana, entre ellos Alemania y Argentina.

Una de las herramientas de difusión disponibles hoy en día que ha sido clave para Brazuca fueron las redes sociales. Twitter fue testigo de la primera cuenta que se creó para representar a un producto de la compañía. La cuenta hoy tiene más de 112 mil seguidores y en ella se ha podido difundir mucho más el producto.

Estos meses serán una prueba para la pelota, tanto en ventas como en preferencia por jugadores y amantes del fútbol. Y, seguramente después del encuentro mundialista, las opiniones que recaigan sobre su desempeño en la cancha serán claves para la comercialización del balón en meses posteriores.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Comments


  • Les comparto mi poema, . . .

    BALON (LA DE GAJOS)

    “El mundo es redondo, por algo será, . . .
    con sol un poeta su gol meterá”.

    Toda nuestra esencia
    parte de una esfera,
    divina conciencia,
    mente futbolera.

    Con tal postulado,
    saco en conclusión,
    deporte sagrado,
    ¡no hay fut sin balón!

    Orbe extraordinario,
    el eje su estadio,
    la circunferencia
    hace diferencia.

    Globo talismán,
    se eleva, sin mancha,
    más tiene un imán
    que se llama cancha.

    Planeta que gira,
    que parado expira,
    rodando, brincando,
    la malla acechando.

    Bola, red, lucero,
    de vinyl, de cuero,
    cuerpo bien inflado,
    con cámara, hinchado.

    Corre de emoción,
    la de gajos trota,
    justa la presión
    y por siempre bota.

    Rebota, da vueltas,
    en el aire sueltas,
    noventa minutos,
    gratos, absolutos.

    Pelota perfecta,
    de Dios predilecta,
    de efectos ufanos,
    que evade las manos.

    Las cuales acepta
    de un fiel guardameta
    o en saque de banda,
    su pivote manda.

    Al pasto adherida,
    es muy, muy, querida,
    su panza pasea,
    ¡que afición la vea!

    Le encanta bajarse,
    mejor si es de pecho,
    en él relajarse,
    recorrer un trecho.

    Amante del toque,
    el chanfle, el retoque,
    que le den con clase,
    puntapié, buen pase.

    Busca cabezazos,
    los mejor pensados,
    no a los punterazos,
    tiros fracasados.

    En los pies hay magia,
    esférica al piso,
    finura con gracia,
    un crack es preciso.

    Que la mueva lindo,
    que la talle suave,
    ante élla me rindo,
    del partido es clave.

    Está muy contenta,
    jugando al fútbol,
    traspasa la meta . . .
    se convierte en ¡goool!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 1º de octubre del 2012.
    Dedicada al Sr. Lic. Fernando Segura Ortega
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14

Compartido