El Gobierno finalmente autorizó suba de 6% en los combustibles, ¿aprobó una “conspiración”?

El Gobierno debió dar marcha atrás a la posición que buscaba impedir una suba en los combustibles y finalmente autorizó a las petroleras a aplicar un aumento para la venta al público aunque volvió a imponer topes, de la misma manera que sucedió durante 2013.

Después de haber acusado la actitud de Shell de “conspirativa y atentatoria contra los intereses del país”, en referencia al aumento del 12% en sus precios -que la empresa adjudicó al fuerte incremento en el costo del petróleo crudo- ahora el equipo económico de Cristina Kirchner dio un giro de 360 grados: anunció que las petroleras podrán incrementar los precios de las naftas y gasoil hasta un 6%.

“Se llegó a un acuerdo con la totalidad de la cadena, pero lo que atañe a los consumidores es que se ha establecido en ese acuerdo un precio máximo de incremento de los combustibles para este mes de hasta 6%”, anunció el ministro de Economía, Axel Kicillof.

Aclaró que, de esta manera, las diferentes empresas que estaban tomando sus propias políticas de precios deberán adaptarse al nuevo porcentaje acordado.”Aquellos que superaron ese nivel de aumento, han acordado reducir los precios de la nafta con un techo del 6%”, aseguró.

Por lo tanto, no sólo que después de acusar a Shell el Gobierno ahora autoriza la suba en los combustibles, sino que también se incluye a YPF, la petrolera estatal, entre las empresas que pueden realizar aumentos.

En esta dirección, Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global explicó que para YPF este aumento es positivo, pero insuficiente. “Si consideramos la presión de la inflación, con un piso para 2014 en torno al 30%, un aumento de las naftas del 6% no parece ser suficiente, por lo tanto, la petrolera nacional afronta un escenario difícil en el corto plazo”, señaló.
 
YPF tiene deuda emitida en dólares e importa combustibles para abastecer al mercado local. Para ambos casos, los efectos de la devaluación son nocivos y traen pérdidas financieras.
 
Por eso, Martínez Burzaco remarca que, al ser un sector que ha acordado un aumento de sólo 6% de las naftas, tiene limitada la capacidad de incrementar sus ingresos en un contexto de alta inflación. “Por eso, prefiero mirar e invertir en otros sectores”, concluyó.
 
Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta