¿Cuándo llegará la crisis?

Por Federico Tessore

Durante la semana que pasó la situación financiera en la Argentina pareció estar más controlada luego de la tormenta de la semana anterior. El dólar oficial y el dólar paralelo bajando levemente, y las reservas bajando a un ritmo inferior que el de la semana anterior. Una semana atrás las reservas estaban en US$ 28.100 millones y el jueves pasado cerraban en US$ 27.800 millones, una merma de sólo US$ 300 millones.

Como siempre pasa ante esta situación, muchos inversores preguntan si “ya está todo resuelto”. Ven el contraste entre una semana y otra y tienen la sensación de que la situación está controlada. Pero la realidad es que nada cambió en la economía durante los últimos siete días. Sigue habiendo un déficit fiscal creciente, sigue habiendo una emisión de dinero descontrolada y sigue habiendo desconfianza en un Gobierno impredecible.

Para peor, Cristina, a quien la semana pasada le suplicábamos que tomara una decisión en la nota Cristina ante dos opciones: cambiar o renunciar, sigue sin cambiar. Habló en estos días y siguió buscando culpables de la debacle. No dio ninguna pista sobre un posible cambio en sus políticas.

A pesar de esto, muchos economistas parecen olvidar esto y declaran que la crisis está terminada. El portal Infobae reprodujo la opinión del economista Miguel Bein, cercano a Daniel Scioli, durante el día de ayer:

“El mercado de futuros de Rosario podés comprar dólares para final de febrero a $ 7,75 y para fines de marzo a $ 7,90. El mercado está diciendo que desde ayer se terminó la corrida”, aseguró Bein en diálogo con radio Mitre.

Bein explicó que el Gobierno logró “el puente de todos los años” hasta el mes de abril, cuando los exportadores liquidan el grueso de los granos y generan ingresos en las reservas del Banco Central. “El drama, el thriller de los últimos días, se terminó”, reiteró el especialista.

No se deje engañar. El problema con el dólar no terminó. Se pudo haber calmado, pudo haber entrado en una meseta temporal el mercado, pero el problema de fondo no sólo no se solucionó, sino que es cada día más complicado.

Como explicaba en el mi libro El Fin de la Argentina, los inversores nunca deben seguir los consejos de los políticos, pero tampoco de los economistas asociados al poder. Es que no son neutrales, sus declaraciones buscan algún efecto político. No les importa si el inversor va a poder proteger su patrimonio o no. Sólo les interesa sus aspiraciones políticas. Por ello, le recuerdo: antes de tomar una decisión evalúe si las tendencias de fondo se solucionaron o no. No siga los consejos de los políticos y sus asociados.

Los inversores globales tienen en claro esto, por ello ya están haciendo apuestas acerca de cuándo se disparará la crisis en la Argentina. Según describía el diario Ámbito Financiero en el día de ayer:

“¿Cuándo se desatará la crisis en la Argentina?” es la consulta recurrente que hacen inversores en Wall Street a los especialistas en temas latinoamericanos. La pregunta no es inocente, ni por motivos humanitarios. Sucede que los inversores en mercados emergentes ven tanto el problema como la oportunidad; dicho de otra forma, no son pocos los que opinan que, ante lo que distintos analistas consideran una inevitable devaluación del peso, los activos argentinos volverán a precios “de remate” y por lo tanto podrían constituir una muy atractiva alternativa de inversión.

No casualmente, la Argentina ha estado muy presente en la prensa norteamericana – en menos de una semana le dedicaron artículos el New York Times y el Wall Street Journal-, tras mucho tiempo sin llamar la atención de los medios locales. El sábado pasado – un día antes del Super Bowl, la final del fútbol americano – el New York Times se refirió al caso argentino en la principal nota de su portada, haciendo referencia a una “Cash crisis” y destacando la “ausencia” de la Presidente mientras cae el peso.

Por supuesto que es mucho más fácil tener esta visión si uno no vive en la Argentina. Ya que la crisis, desde afuera, se mira por TV…

Para los argentinos, tener que pasar por otra crisis más será muy doloroso, pero para un inversor global es una oportunidad. Éstos sólo se focalizan en los precios de los activos, que cuando se dan las crisis siempre bajan fuerte.

La semana pasada me reuní en Miami con un banquero que maneja una cartera superior a los 900 millones de dólares. En este momento él no invierte un solo dólar en la Argentina.  A pesar de ello, todos los días sigue las noticias y los precios de los activos locales. ¿Sólo por curiosidad? No, simplemente porque está percibiendo la oportunidad que puede brindar Argentina pronto.

Si la crisis se desata, todos los activos se desplomarán aún más. Las propiedades inmobiliarias y las acciones bajarán fuerte y quedarán a precio de remate. Se dará el mismo proceso que se dio en el año 2002 cuando se disparó la última crisis argentina.

Me imagino lo que estarán pensando muchos lectores en este punto: “Estos especuladores globales son un asco, van donde hay sangre… y sólo les interesa ganar dinero”. Bueno cuidado, porque estos “malvados” pueden ser de mucha ayuda para los países en crisis.

Si no está convencido de lo que le digo mire lo que pasó con el mercado inmobiliario en Estados Unidos. Durante el año 2007 y 2008 se desplomó como nunca. Los precios cayeron en promedio un 50%. Y la mayoría de los estadounidenses cayó en bancarrota. No sólo no podían comprar otra casa, sino que no podían ni pagar la suya. La caída de los precios fue brusca, pero gracias a los inversores internacionales la recuperación también fue muy fuerte.

Inversores rusos, franceses, ingleses, argentinos y brasileros invadieron las ciudades más importantes de Estados Unidos como Nueva York o Miami y empezaron a comprar propiedades a precios de remate. Gracias a esta alta demanda de inversores extranjeros, recuerde que la demanda de los locales era nula, los precios comenzaron a recuperarse muy rápido. Y  hoy, a sólo 5 años de la crisis, los precios se están acercando a valores pre crisis nuevamente.

Observando este ejemplo, le pregunto, ¿los inversores globales que se arriesgaron a comprar a precios de remate cuando el panorama era negro fueron tan malos para la economía de Estados Unidos?

Y si le quedan dudas sobre la respuesta, mire el caso de España, muy similar al del país del Norte al comienzo, pero muy diferente en cuanto a su recuperación. España pasó por el mismo proceso: una crisis inmobiliaria muy fuerte que desplomó los precios de las propiedades. Pero a diferencia de Estados Unidos, España no permitió que sus propiedades bajaran de precio rápidamente. El Gobierno y los bancos hicieron hasta lo imposible para tapar esa realidad. Desde quedarse con las propiedades vacías sin venderlas hasta dar subsidios o trabas para la libre compra venta de propiedades.

Como consecuencia de estas trabas los inversores extranjeros no llegaron a España como sí llegaron a Estados Unidos. Por lo tanto, los precios de las propiedades allí siguen bajando. Aún no comenzó la recuperación. Recién a fines del año pasado España empezó a motivar a los inversores extranjeros a entrar a su mercado. Y recién ahora se están viendo compras de extranjeros. Por lo tanto, recién ahora el mercado va a comenzar a recuperarse.

En el mismo período de tiempo, mientras que Estados Unidos
se desplomó y rápidamente se recuperó, España se cayó lentamente, pero nunca se recuperó. ¿La diferencia entre un mercado y otro? En uno los “malvados especuladores” compraron activos mientras que en el otro mercado no.

Por lo tanto, ¿son tan malos para una economía las personas y empresas que buscan lugares para comprar barato? No, de ninguna manera, no son malos. Estas personas son necesarias para el normal y saludable desempeño de una economía. Si ellos no están, las cosas se hacen mucho más complicadas y lentas.

Nadie sabe cuándo se puede disparar la crisis total en la Argentina. Pero está claro que la misma es inevitable. No hay posibilidad que no ocurra. Ojalá se dé rápido. Ojalá nos podamos recuperar muy rápido.

Un saludo,

Federico Tessore

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;He was selected to two NHL All Star GamesFrom the boat deck, you’ll have views of three other countries: Israel, Egypt and Saudi Arabia, all of which border the sea.mulberry bag outlet

For the 2015 Pan American Games, the USA has drawn preliminary round Group A and will play Venezuela on July 21, Puerto Rico on July 22 and Brazil on July 23.michael kors uk sale
Pour Safran enfin, ce que l voit sur ces sites participatifs serait moins du journalisme proprement parler que de ce qu appelle du m on reporting (2005: 21), c un travail visant s le vrai du faux, le bon du moins bon, dans ce qui est rapport par les utilisateurs.gucci sito ufficiale
“Just before we got on stage tonight, I got a quick email from Elton John,” who famously rocketed to stardom after his Troubadour shows in 1970.michael kors handbags outlet

The senior diplomat said Canada continues to push these issues and thatthere has been some progress.mulberry bags outlet

Comment 1

  1. DIEGO

Deja tu respuesta