A pasos de la bancarrota: ¿será Roma la Detroit de Europa?

“Con el dinero que disponemos en el presupuesto de hoy en día, puedo reparar una calle de Roma cada 52 años. Eso no es precisamente lo que llamo mantenimiento”, en esa frase Ignazio Marino, el alcalde romano, sintetizó la delicada situación por la que pasa la “Ciudad Eterna”.

Roma, capital de Italia, podría encontrarse al borde de la bancarrota. De la misma manera en que le sucedido con la ciudad estadounidense de Detroit, se enfrenta con un déficit presupuestario de 816 millones de euros.

Matteo Renzi, primer ministro italiano, tuvo que retirar un decreto, llamado “Salva Roma”, que busca inyectar millones de euros para cubrir el agujero presupuestario que tiene la ciudad. Ahora, el primer ministro se enfrenta a las habituales tensiones y negociaciones políticas para pasar un nuevo decreto que rescate a Roma.

La ciudad tendría que afrontar decisiones duras, tales como recortar servicios públicos, subir impuestos o retrasar los pagos a proveedores, para ganar tiempo antes de encontrar una situación al agujero que tienen las cuentas municipales.

De hecho, si no lo logra, Roma podría ser intervenida por el Ministerio del Interior y obligada a vender activos de la ciudad. 

El alcalde Marino, amenazó con suspender todos los servicios municipales si no se encuentra una solución rápida: “!No seré un nuevo Nerón!”, advirtió, haciendo alusión al terrible emperador romano, quien tocaba la lira mientras miraba cómo la ciudad se incendiaba.

“No vamos a bloquear la ciudad pero esto quedará en punto muerto. Se bloqueará ella misma si no cuento con los medios para adoptar medidas presupuestarias y, por el momento, no puedo utilizar mi dinero”, declaró el alcalde romano a la cadena de televisión de información continua SkyTG24.

Recuerde que para mantenerse actualizado sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta