Verano caliente: el dolar blue ya superó los 11 pesos y las reservas no dejan de caer

Atrás quedó el “dolar Messi”. Desde hace días en la City operadores y cueveros hablan del “dolar Sarmiento”, porque iba a “llegar a Once”. Y no se equivocaban. En una caldeada jornada de miércoles, el dólar blue finalmente superó esa cifra y cerró su cotización en 11,21 pesos, un nuevo récord histórico, que fue rápidamente superado esta mañana, cuando el paralelo comenzó a venderse a 11,25 pesos.

La cotización de la divisa estadounidense trepo un 12% en lo que va del año. Impulsado por el BCRA, el peso está haciendo el camino inverso. Se desvalorizó oficialmente otro 0,75% frente al dólar estadounidense, al subir 4,5 centavos el tipo de cambio comercial (el que les pagan a los exportadores o les cobran a los importadores), que pasó de $ 6,71 a $ 6,7550, para marcar un nuevo récord.

El peso así ya se devaluó 36% en relación con el dólar en el último año (el mayorista estaba $ 4,9620 a esta altura de enero de 2013), aunque el ritmo de la devaluación, que apenas superaba el 20% por entonces, se aceleró hasta promediar una velocidad crucero anualizada de 107% en los últimos 30 días.

De esta manera, en operaciones libres, la depreciación del peso llegó a 1,8% en la jornada, más que duplicando la tasa de ajuste del tipo de cambio oficial pese a que el BCRA la volvió a acelerar ayer en un intento por no ceder más reservas por intervenciones en la plaza cambiaria.

Sin embargo, esta estrategia no daría los resultados esperado. Ayer el BCRA se vio obligado a informar que sus reservas ya rompieron la barrera de los 30 mil millones de dólares. Se trata la menor cantidad en las arcas del Central en los últimos 7 años. 

Según publicó esta mañana el diario LA NACION , el 75% de la caída de reservas se produjo por la cancelación de unos US$ 120 millones que se giraron para achicar una millonaria deuda que el país mantiene con Bolivia por la importación de gas. El déficit de la balanza energética llegó a los US$ 7000 millones durante 2013 y sigue en ascenso.

La caída de reservas se espiralizó luego de que el Gobierno impuso el denominado cepo cambiario, precisamente, intentando evitarla. Con la baja de ayer, el derrumbe alcanza los 22.796 millones desde el 26 de enero de 2011 (cuando alcanzaron un récord de US$ 52.654 millones). Pero el 77% de esa pérdida se produjo desde el momento en que se comenzó a impedir el libre acceso a la moneda estadounidense.

 

Deja tu respuesta