“Se terminó la fiesta”: The Economist alerta sobre las debilidades de la Argentina y Venezuela

Las economías de la Argentina y Venezuela continúan en la mira de los medios internacionales especializados. Ahora, la prestigiosa revista The Economist arremetió contra “las economías más débiles de América Latina” y advirtió que “están llegando a un punto de ruptura”.

En un largo y detallado artículo, comparan la situación política de ambas naciones en el contexto del buen momento de América Latina, con la situación de Grecia hace algunos años, en el momento que la Unión Europea vivía su momento de apogeo económico, previo a la crisis desatada en 2009.

“La Argentina y Venezuela han estado viviendo prósperamente durante años, gastando despreocupadamente las ganancias de un irrepetible boom de commodities (petróleo en Venezuela, soja en la Argentina). Ambos han recurrido a intervenciones de los bancos centrales y a controles administrativos para evitar que tasas cambiarias sobrevaluadas caigan y que la inflación crezca. Ambos enfrentan ahora un castigo merecido”

La publicación destaca un problema conocido por todos: la alta inflación. Señala que en el país el crecimiento descontrolado de los precios ubicó la tasa de inflación “extraoficialmente” en el orden del 28% anual. Al mismo tiempo, alerta que en Venezuela “los precios están subiendo aún más rápido”. Pero no se queda ahí, la crítica de la revista también incluye al dolar blue, y a la exagerada emisión monetaria bolivariana, especialmente después de la asunción de Maduro como presidente. 

La caída de las reservas también es un problema que afecta a ambos países. “Algo había que hacer, y el mes pasado la Argentina dejó que el peso se devaluara por más del 15 por ciento”, cuenta. Da cuenta de la flexibilización del cepo cambiario para atesoramiento, del 20 por ciento de recargo de la AFIP, de la autorización necesaria del organismo. “Los dólares quedan en las cuentas bancarias. Si los sacan antes del año, se les cobra una tasa del 20 por ciento. Aún así, es más barato que comprar dólares en el mercado ilegal”.

The Economist cita al economista Guido Sandleris , de la Universidad Torcuato Di Tella, quien aseguró que el plan está sentenciado al fracaso a menos que el Gobierno blanquee cuáles son sus intenciones y adopte un combo de medidas para luchar contra la inflación.

La prestigiosa revista inglesa habla del frente fiscal, de los subsidios, de las negociaciones salariales. Cita a Miguel Kiguel, de la consultora EconViews, quien aseguró que los aumentos deberían ser menores al 30 por ciento “si van a servir de ancla anti-inflacionaria”.

“Si el Gobierno está dispuesto a ser prudente antes de hacer política, no está claro”, lanza. La nota repasa el último anuncio de la presidenta Cristina Kirchner, sobre los planes Progresar, y que “su única referencia a la moneda fue un tuit acusando a bancos e inversores de especular con el peso”.

“Con la liberación parcial de los controles cambiarios, la Argentina está dando pasos vacilantes hacia la normalidad. En Venezuela, la situación es más peligrosa”, reza. Y da cuenta de la falta de dólares que vive ese país, de la deuda, de problemas cotidianos: las restricciones o la suspensión de la venta de tickets aéreos, el desabastecimiento de muchas drogas e insumos médicos; de autopartes, baterías; la falta de papel de diario, entre otros muchos aspectos de una realidad que es preocupante.

Deja tu respuesta