La nueva CEO de General Motors cobrará más de 4 millones de dólares en 2014

La nueva consejera delegada de General Motors, Mary Barra, percibirá este año una remuneración de 4,4 millones de dólares  sin incluir la retribución correspondiente al plan de incentivos a largo plazo de la compañía.

Del total de esta cifra, 1,6 millones de dólares  corresponden al salario fijo, mientras que otros 2,8 millones de dólares  están vinculados al plan de incentivos a corto plazo.

Mary Barra no es la única que va recibir un jugoso salario por su trabajo en la automotriz. El nuevo presidente de General Motors, Dan Ammann, quien ocupaba anteriormente el puesto de director financiero, cobrará durante el presente ejercicio alrededor de 2 millones de dólares.

General Motors precisa en un comunicado que estas sumas parciales para Barra y Ammann no incluyen la remuneración que pudieran recibir en el marco del plan de incentivos a largo plazo, sujeto a la aprobación de la junta general de accionistas en junio próximo.

Los detalles de este plan a largo plazo y de los restantes conceptos retributivos de Barra y Ammann se darán a conocer el próximo mes de abril, en la documentación que el grupo remitirá al supervisor financiero de Estados Unidos, la SEC.

 Mary Barra hizo historia al asumir oficialmente la dirección de General Motors (GM)  el pasado miércoles y convertirse en la primera mujer al frente de uno de los grandes fabricantes de automóviles del mundo. Y lo hizo con una discreción notable, que muchos medios de comunicación relacionaron con la personalidad de esta mujer nacida en el seno de una modesta familia de trabajadores del sector del automóvil de Michigan. Su padre, Ray Makela, trabajó durante 39 años como operario en la planta de Pontiac de General Motors.

Deja tu respuesta