La mejor industria para invertir en 2014

Soy consciente de que muchos odian estar trabajando el mes de enero cuando la gran mayoría se encuentra de vacaciones disfrutando de un merecido descanso. En este sentido, debo admitir que soy un poco contrario a esa opinión generalizada.

Personalmente disfruto mucho la Ciudad de Buenos Aires cuando hay poca gente. Y cuando se recupera el ritmo habitual de esta frenética ciudad, en el mes de marzo, generalmente me encuentra armando las valijas para disfrutar de mi descanso.

Entre los grandes placeres que disfruto en estos dos meses de plena temporada de verano está el de juntarme con amigos a comer algún asado o algunas pizzas al aire libre, cuando el tiempo lo amerita. Esta experiencia es la que viví el último fin de semana.

No sólo se trató de un ameno momento por la calidad de la comida y la bebida, sino también por el intercambio de ideas y opiniones en torno al manejo de los ahorros e inversiones que cada uno de los participantes del encuentro brindó.

Para mi sorpresa, me he encontrado con personas que estaban muy empapadas de la realidad financiera global y de la situación de las bolsas. En este sentido, muchos de los presentes me contaron sus experiencias en materia de inversión en el año 2013.

Estaban quienes intentaron mantener el poder adquisitivo de sus ahorros en una Argentina de persistente inflación a través de la inversión en bonos y acciones locales. Si bien no les ha ido mal, me han reconocido que la volatilidad del mercado local no estaba acorde con los riesgos que querían tomar inicialmente.

Por otro lado, estaba n aquellos más conservadores que prefirieron seguir con las inversiones más tradicionales, como ser plazo fijo o compra de divisas.

Finalmente, también hubo lugar para quienes se animaron a cruzar la frontera del país e invertir en el exterior. Particularmente uno de mis amigos macionó:

“Yo aposté a las acciones estadounidenses mediante el S&P 500. Compré el ETF que replica su comportamiento y gané más de un 30% en dólares”.

Ante las asombrosas miradas del resto de los comensales, efectivamente afirmé lo que mi amigo estaba diciendo. El índice más popular de acciones estadounidense había trepado un 32,4% en el año y algunos de los sectores que lo integran han obtenido ganancias aún superiores:

Como podemos observar de la siguiente tabla, el podio sectorial de máximos ganadores en 2013 lo ocupó Consumo Discrecional (+43,1%), Salud (+41,3%) e Industriales (+40,7%). Sin dudas que se tratan de ganancias muy sólidas, atractivas y que se encuentran por encima del promedio histórico anual para las acciones de este país.

Exaltados por las grandes utilidades en moneda dura que otorgó el mercado estadounidense, la pregunta inmediata y generalizada de todo el resto de los presentes fue:

¿Se repetirá esta suba en 2014? ¿Cómo hago para invertir en el exterior?

Al dar mi respuesta, traté de diferenciar algunas cuestiones primordiales.

“Para invertir en el exterior se necesita tener una cuenta en un broker que permita acceder a los mercados de Wall Street, de manera tal de tener todas las alternativas vigentes al alcance de la mano”, respondí.

Si bien no es una misión imposible, el inversor argentino puede encontrar algún obstáculo adicional en relación a otros inversores latinoamericanos o del resto del mundo.

Para determinar lo que podía llegar a ocurrir en 2014 en materia de inversiones, era inevitable ahondar en algunas situaciones que estaban ocurriendo en la actualidad y que me gustaría compartir también con usted.

Por un lado, expliqué que los rendimientos pasados no aseguran rendimientos futuros. Esto implica que si el índice en general o algún sector en particular han tenido una gran performance en 2013, nada nos dice acerca de cómo será su rendimiento en 2014.

Luego sostuve que, generalmente, las bolsas se anticipan a los ciclos económicos y que ésta no iba a ser la excepción. Seguramente vamos a leer en los próximos meses que la tasa de crecimiento de la economía estadounidense se está acelerando, situación que no debería sorprendernos tras el rally alcista evidenciado en las acciones.

Asimismo, , las tasas de interés, Reserva Federal mediante, comenzarán a subir  para evitar un recalentamiento de la actividad que presione a la inflación. Y que generalmente, añadí, la suba de las tasas tiene un impacto negativo en el mercado accionario.

Ante estos argumentos, las caras de mis amigos se transformaron, pasando del optimismo a una marcada desilusión.

“Entonces no hay nada que hacer en la Bolsa de Estados Unidos este año. Tendremos que ingeniárnosla para proteger los ahorros”, afirmó uno de los comensales.

Para cortar con este escepticismo, di mi último punto de vista sobre este escenario:

“En absoluto. Siempre hay oportunidades. Dado este panorama quizás el 2014 no sea más promisorio como el 2013 para todos los sectores. Sin embargo, hay una industria que históricamente ha tenido una buena performance en contexto de subas de tasas de interés, como es la financiera. Las entidades financieras tienen amplia experiencia y cintura para traspasar a los préstamos el incremento del costo del dinero en forma más que proporcional. Allí veo oportunidades, aunque hay que ser selectivo”.

Como la reunión se había transformado en una especie de “Pregunte al Especialista”, decidí dejar de hablar de inversiones y recomendaciones. Ya íbamos a tener otras oportunidades de juntarnos con mis amigos varias veces al año para retomar el tema.

Sin embargo, yo sé que usted lee esta columna para sacar ideas de inversión para aplicar ya mismo y me parece válido complementar la información.

El sector financiero estadounidense es el que mejor luce de cara a la temporada de balances corporativos que comenzó la semana pasada en Estados Unidos.

En promedio, se espera que el sector financiero reporte un incremento de sus ganancias interanuales en torno al 22,6% en el 4T13. Sin embargo, los ingresos financieros sufrirán una merma interanual cercana al 10,6%, aunque este resultado está sesgado por el extraordinario ingreso que tuvo Prudential Financial en el 4T12. Sin este efecto, los ingresos de la industria financiera pasarían a terreno positivo.

Si a esta favorable perspectiva le adicionamos el argumento anterior de que los bancos hacen un buen trabajo en contexto de subas de tasas de interés, este sector se perfila como uno de los más atractivos de 2014.

Sin embargo, no todo es lo mismo. Nuestra jugada más fuerte dentro de esta industria es una acción que incorporamos en el reporte mensual de octubre de Crisis & Oportunidad. Se trata de una firma poco conocida, pero con una amplia trayectoria y expansión en tierras estadounidenses. Puede leer el informe en cuestión aquí.

Espero que tenga una buena semana.

Un saludo.

Diego

P.D: Si quiere continuar debatiendo este y otro temas, lo invito a seguirme en Twitter: @diegomb80

Deja tu respuesta