La crisis argentina impulsa nueva fiebre del oro mundial

Oscilante y desorientado. Así fluctúa el oro día a día, sin precisión ni explicación certera. Ahora, el metal dorado cotiza con suba de 1% a 1.265 dólares por onza. Sin embargo, viene experimentando subidas en los últimos días producto de la búsqueda de activos “refugio” tras la incertidumbre creada en los mercados emergentes por la crisis Argentina.

La brusca devaluación experimentada por el peso argentino la semana pasada, la mayor de los últimos doce años, que puede perjudicar seriamente a bancos y empresas, ha hecho que los inversores replanteen sus carteras y ha llevado a muchos de ellos a mirar con otros ojos a un viejo amigo, el oro.

Si bien las acciones mineras han caído mucho a lo largo del año pasado, la última crisis financiera en Argentina, y el colapso de la moneda nacional, han provocado un nuevo mercado alcista del oro en el sur.

Esto es así porque el metal corre con una gran ventaja en la actualidad, en momentos en que algunos países imprimen grandes cantidades de dinero para impulsar la economía. Como las diferentes monedas se devalúan por el alto volumen que hay en el mercado, el oro actúa como un paliativo y le puede servir a usted para conservar el poder adquisitivo.

Es así como el metal amarillo es considerado como una inversión de refugio. O, más bien, como un refugio de valor, el cual lo puede resguardar a usted de posibles crisis económicas futuras.

Cualquier argentino con algunos lingotes enterrados en su patio trasero ha visto el valor de éste aumentar un 25% solamente este mes en términos de pesos, según datos de FactSet . Una onza de lingotes ahora compra 10 mil pesos, una cifra sin precedentes. Eso es en comparación con menos de 8000 hace un mes. El oro está demostrando ser un muy buen refugio seguro en la crisis.

Y esto -cabe añadir- que es al utilizar el tipo de cambio oficial.

Así que, si en los últimos cinco años, el valor del oro se ha triplicado si se mide en pesos, una vez más, utilizando las cifras oficiales; en el mercado negro ha aumentado aún más.

“Una proporción de oro siempre tiene que existir en una cartera de inversiones. Es un seguro que no debe faltar”, señaló Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global y estratega del reporte de recomendaciones de inversión Revancha Argentina, que recientemente incorporó el metal en la cartera.

La situación en Argentina puede ser excepcional, pero no es única. Por ejemplo, el valor del oro se ha reanimado en Brasil, y ha subido un 20 % en un mes en Turquía. El oro ha sido en un mercado bajista en el dólar desde el verano de 2011, pero por supuesto que se levantó dramáticamente durante la década anterior.

El oro debe ser considerado como una inversión de largo plazo y es así como muchos de los inversores expertos lo definen, además de ser considerado un refugio ante cualquier evento inesperado, tal cual pasa en la actualidad argentina.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta