Goldman Sachs prevé una devaluación del peso argentino del 55% en 2014

La violenta devaluación impulsada por el Gobierno la semana pasada, la mayor de los últimos doce años, no será la solución para el problema económico argentino.

Por lo menos así piensa Golman Sachs, banco de inversión, cuyos analistas opinan que “sin una indicación clara en cuanto a los valores de equilibrio que debería alcanzar el peso, la caída en el tipo de cambio podría desencadenar una gran desestabilización en los niveles de depreciación de la moneda y en las expectativas de inflación”.

Además, consideran que la decisión debería venir acompañada de un conjunto amplio de políticas monetarias y fiscales. En este sentido, en Goldman Sachs se refieren, básicamente, al nivel de inflación que puede desencadenarse en Argentina.

Además, creen que el Banco Central podría enfrentarse a una fuerte disyuntiva: seguir invirtiendo en el mercado de divisas para parar la depreciación, lo que llevaría a una mayor destrucción de las reservas internacionales –para apoyar la decisión del gobierno- o dejar que el peso se ajuste sin intervenir.

En cualquier caso, los expertos de Goldman Sachs creen que el peso argentino se depreciará un 55% este año hasta alcanzar niveles contra el dólar de 10 pesos.

Como consecuencia, en la firma consideran que la inflación crezca entre un 35 o 40% en el conjunto del ejercicio. Más de lo que esperaban inicialmente -27-30%-.

Además, según las proyecciones del banco de inversión, las reservas internacionales caerán hasta 21.600 millones de dólares en 2014, lo que implicaría un descenso de 9.200 millones de dólares.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta