Finalmente, el Club de París no empezó las negociaciones con la Argentina

Mucho ruido y pocas nueces. Si bien el ministro de Economía, Axel Kicillof, había admitido que la negociación con el Club de París sería un proceso “largo” y que podría “llevar meses de intercambio”, enfatizó que la reunión en Francia con los representantes del foro había sido “extremadamente positiva”. Sin embargo, la secretaria del Club dijo ayer que todavía es “muy pronto” para responder si las naciones acreedoras aceptarán o no los lineamientos generales de la propuesta y también aclaró que todavía “no empezaron las negociaciones formales”.

El lunes, una delegación argentina en Francia, encabezada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, se propuso reavivar las negociaciones con los países miembros del Club de París para refinanciar la deuda que permanece en default desde 2001, y los resultados habrían sido casi impalpables.

Los representantes de los 19 países miembros del Club y los observadores del FMI y del Banco Mundial comenzaron a analizar ayer los lineamientos generales de la propuesta que presentó el ministro de Economía. “El Club de París discutió los papeles oficiales enviados por Argentina”, confirmó la secretaria del Club, Clotilde L’Angevin, en diálogo con las agencias de noticias internacionales.

La funcionaria aseguró que todavía “es muy pronto para dar alguna respuesta o reacción a la Argentina sobre esta propuesta que apenas fue transmitida a los acreedores ayer (martes) por la tarde” y aclaró que hasta ahora “no ha empezado ninguna negociación formal con la Argentina”. Estas palabras de L’Angevin están en línea con lo que había planteado Kicillof durante la conferencia de prensa que encabezó el martes en el Ministerio de Economía.

El titular del Palacio de Hacienda había calificado de “extremadamente positiva” la respuesta del Club al planteo que realizó en su viaje relámpago a la capital francesa. “Se dio un paso importantísimo; se abre la puerta de un proceso largo que puede llevar meses”, afirmó. Sin embargo, reconoció que aún faltan definir detalles, como cuantificar la deuda y definir la letra chica del acuerdo.

El objetivo principal del Gobierno es solucionar el problema de la deuda pendiente con ese grupo para recuperar el acceso y el atractivo de los mercados internacionales de capitales y atraer inversores al país.

El Club de París, es un foro informal de acreedores oficiales y países deudores. Su función es coordinar formas de pago y renegociación de deudas externas de los países e instituciones de préstamo. Su creación, que es la primera reunión informal, es de1956 cuando la Argentina estuvo de acuerdo en efectuar un encuentro con sus acreedores públicos.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta