Dos en uno: Fiat y Chrysler se fusionan en una sola marca

Tras completar su unión con la estadounidense Chrysler, la automotriz italiana Fiat cambió su nombre a Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y trasladará su domicilio social a Holanda y el fiscal a Reino Unido.

La decisión de mudarse era una opción que se barajaba desde hace unos meses como consecuencia de la toma de control por parte de Fiat del 100% de Chrysler, que a partir de ahora se une al nombre del grupo.

El Consejo de Administración de la ex italiana aprobó una reorganización societaria y la constitución de una casa automotriz integral y global.

Después de la adquisición de la participación minoritaria en Chrysler Group LLC que estaba en cabeza de VEBA Trust, el Consejo de Administración de Fiat examinó las alternativas más apropiadas para el nuevo gobierno y estructura societaria.

La fusión se llevó a cabo con el objetivo de poder competir con General Motors, Ford Motors, Toyota o Volkswagen.

El grupo Chrysler vendió 2,56 millones de coches en todo el mundo pero su negocio se concentra en EE UU y Canadá, donde mejoró las ventas un 14% gracias a modelos como el Jepp Grand Cherokke o la ranchera Ram de Dodge. Fuera del mercado norteamericano vendió 309.000 unidades.

En 2013, los ingresos del Grupo Chrysler fueron 72.000 millones de dólares, un 10 % más que en 2012, mientras que el beneficio de explotación modificado aumentó un 9% a 3.200 millones de dólares.

Para 2014, Chrysler prevé la producción mundial de 2,8 millones de vehículos, unos ingresos netos de unos 80.000 millones de dólares, un beneficio neto de entre 2.300 y 2.500 millones de dólares y un beneficio de explotación modificado de entre 3.700 y 4.000 millones de dólares.

Recuerde que para mantenerse actualizado con datos y noticias sobre el mundo de las finanzas personales y la economía, puede suscribirse de forma gratuita a nuestro Newsletter semanal. Para ello, simplemente complete el formulario que encontrará al finalizar este artículo.

Deja tu respuesta