¿Cuál fue el mejor consejo que recibieron los inversores más exitosos?

Un buen consejo recibido en el momento justo y en el lugar adecuado puede transformar su vida para siempre en el algo mejor. Por eso, el periódico estadounidense The Wall Street Journal le preguntó a un grupo de personas que invierten, estudian gestionan y escriben sobre el dinero cuál había sido el mejor consejo financiero que recibieron o dieron en su vida.

Entre los expertos consultados figuran inversores que han hecho miles de millones de dólares para ellos y sus clientes, fundadores y directores de firmas de valores y premios Nobel que han ayudado a explicar al mundo las cuestiones que mueven a los mercados financieros.

 A continuación, InversorGlobal le acerca una selección de los mejores consejos que recibieron estas personalidades:

Robert Shiller, premio Nobel de Economía en 2013 y profesor de la Universidad de Yale, recibió su mejor consejo por parte del asesor de su tesis de doctorado en el MIT, quien le dijo que comprara cuando el mercado se disponía a tocar fondo a inicios de los 80.

Shiller investigó sobre el tema e invirtió casi el 100% de su portafolio en acciones baratas, cuando en ese momento la mayoría pensaba que lo mejor era diversificar.

Además, la sugerencia de inversión que recibió actuó como fuente de inspiración para un artículo que escribió posteriormente en 1981 y que fue muy mencionado a la hora de justificar su premio Nobel. De esta forma, el consejo que tomó de parte de su profesor Franco Modigliani no sólo le dio retornos excepcionales, sino que también lo ayudó a ganar un premio Nobel.

Scott Adams, el creador de la tira cómica Dilbert, dijo que el mejor consejo financiero que adoptó en su vida fue ponerle un precio alto a su trabajo. “Los seres humanos no somos muy buenos a la hora de reconocer nuestro valor de mercado”, dijo.  Cuando Adams comenzó a dar charlas en distintos eventos no tenía idea de cuánto debía cobrar hasta que un mentor le dijo que pusiera un precio absurdamente alto. El cliente lo aceptó sin objeciones y es más: le ofreció costear todos los gastos del viaje.

William Sharpe, premio Nobel de Economía en 1990 y profesor de finanzas en la Universidad de Stanford, obtuvo su mejor consejo financiero por parte de Armen Alchian, su mentor en la Universidad de California en Los Ángeles. Este le dijo que a la hora de pensar en los mercados hay que asumir que los precios se fijan por las interacciones entre compradores y vendedores y que cada uno trata de maximizar su bienestar. Mientras que el mejor consejo que dio fue que no hay que esperar que te regalen nada en los mercados de valores, sino que hay que diversificarse ampliamente y mantener los costos bajos.

Sallie Krawcheck, dueña de 85 Broads y ex alta ejecutiva de Bank of America y Citigroup, recomendó que no hay que adquirir un producto financiero que no se entienda ni comprarlo de una persona que no pueda explicarlo de un modo que se pueda entender. Krawcheck  puso como ejemplo al financista Bernard Madoff, ya que muchas personas no entendían como obtenía los retornos que ofrecía, pero no los ponían en duda porque eran muy buenos.

A  John Rogers, presidente del fondo de inversión Ariel Capital Management, su entrenador de basquetbol en la Universidad de Princeton, Pete Carril, le dijo que primero que nada tenía que pensar en los compañeros de equipo, que no existe excusa para actuar de forma egoísta y colocarse por encima de sus colegas. Rogers tomó este consejo y cree que ha sido fundamental en su trayectoria de negocios. “Velar por los intereses del equipo y de nuestros clientes, en lugar de los míos”, dijo.

Deja tu respuesta