El Gobierno presentó un nuevo acuerdo de precios

La disparada de la inflación es un tema que preocupa todos los argentinos por igual. Frenarla es una de las principales metas del nuevo equipo económico, liderado por Axel Kicillof. Luego de un mes de negociaciones con los distintos actores de la cadena productiva, el flamante Secretario de Comercio Augusto Costa, en compañía de el “super jefe de Gabinete”, Jorge Capitanich, presentaron esta mañana una nueva canasta de productos congelados.

Aunque Costa insistió con que no se trata de un congelamiento de precios, lo cierto es que se presentaron cerca de 200 productos de primera necesidad. Según explicó  el acuerdo está compuesto por “194 precios de 100 tipos de productos y estará vigente desde el lunes 6 de enero”.

Además, el Secretario hizo hincapié que el anuncio forma parte de una batería de medidas para hacer frente a la inflación, que erosiona cada vez más el poder adquisitivo del bolsillo de los argentinos. “Esta canasta no involucra a toda la política de precios. Es uno de los ejes a través de los cuales vamos a monitorear y seguir los distintos aspectos de la economía”, aseguró.

Al igual que en el congelamiento de precios de “la era Moreno”, el funcionario remarcó el “control popular” como la clave para que la medida sea efectiva, y que desde el Gobierno procurarán asegurar el abastecimiento de todos los productos incluidos en el convenio; uno de los puntos que suelen cuestionar los consumidores cuando registran faltantes en las góndolas.

Costa admitió que los precios acordados podrán actualizarse cada tres meses, pero que en algunos casos, la variación podrá darse en un tiempo menor.”En marzo vamos a estar actualizando lo que haya que actualizar. En la mayoría de los productos va a ser trimestral”, enfatizó.

En este sentido, Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal analizó: “Creo que los acuerdo de precios tienen un efecto cortoplacista. En lo inmediato, las expectativas de inflación se atenuarán, pero si no se modifican ninguno de las variables que la impulsan (como el déficit fiscal, la emisión de pesos y la demanda artificial) es probable que en unos meses recupere la tendencia alcista”.

El anuncio se realiza en una semana que finaliza con otras novedades que golpean fuerte en el salario de los argentinos. Por un lado, un fuerte ajuste en las tarifas de transporte urbano y fuertes impuestazos a nivel municipal y automotor.  “Una política monetaria más restrictiva, es decir una menor emisión, y un menor desborde del déficit fiscal, puede ayudar a contener las expectativas”, reconoce Martínez Burzaco.

Deja tu respuesta