Brasil responde a rumores de baja de calificación con datos fiscales

brasil-responde-a-rumores-de-baja-de-calificacion-con-datos-fiscalesEl Gobierno brasileño salió a dar un parte de tranquilidad, ya que prometió mantener el gasto bajo control y al mismo tiempo divulgó datos fiscales del año que acaba de terminar para poder darle tranquilidad a los mercados, que temen que la deuda del país obtenga una calificación negativa.

Una de las razones por las que inversores y mercados estarían intranquilos es por las elecciones generales que se llevarán a cabo en octubre, donde la actual presidenta, Dilma Rousseff, aspira a la reelección.

Guido Mantega, ministro de Hacienda brasileño, dijo en una conferencia de prensa que el Gobierno brasilero superó su meta de superávit fiscal primario (exceso de ingresos sobre gastos antes del pago de la deuda) de 30.470 millones de dólares en 2013, gracias a que se logró una mayor recaudación tributaria y un crecimiento económico importante. Esto representaría algo más de 1,5% del PBI.

A pesar de la información divulgada, la solidez financiera de la séptima mayor economía del mundo aún está en duda, ya que no cumpliría su meta fiscal primaria consolidada, que incluye a los gobiernos locales.

Desafortunadamente, las finanzas públicas han entrado en un período de deterioro desde hace dos años. Aunque algunos analistas consideran que se dio por la salida de grandes flujos de capital que habían llegado a Brasil en medio de la difícil situación en la que estaban los mercados desarrollados, funcionarios del Gobierno anunciaron que las inversiones en el país crecieron en torno a 6,5% el año pasado y las inversiones como porcentaje del PBI terminaron por encima de 19%.

Al parecer, una de las medidas que tomaría Rousseff para mantener el gasto bajo control incluiría un congelamiento del presupuesto anual en febrero, más un aumento en la recolección de impuestos.

Muchos economistas han indicado que Brasil necesita reformas profundas para reducir los gastos actuales y disminuir los pagos futuros de pensiones, en medio de los múltiples anuncios hechos recientemente, entre ellos, el plan del Gobierno de mantener su ratio deuda/PBI a la baja y de aumentar la actividad económica, además de mayores concesiones de infraestructura previstas para 2014, las cuales también ayudarán a impulsar el nivel de inversiones.

La agencia Standard & Poor’s colocó la calificación crediticia de Brasil en panorama negativo en junio. Por otra parte, Moody’s redujo su panorama de positivo a estable en octubre pasado, debido al deterioro de los ratios de deuda e inversión y a un crecimiento económico lento.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta