10 lecciones de negocios que es mejor que no olvide

10-lecciones-de-negocios-que-es-mejor-que-no-olvideCada dueño de negocio tiene sus experiencias con la empresa, entre las que se cuentan éxitos y fracasos basados en decisiones tomadas. Para los que pasaron por malos momentos y tuvieron que aprender de sus errores pueden tener la capacidad de pasar esos consejos a otros que los necesiten y no deban atravesar inconvenientes para llegar a su meta.

Cada gerente tendrá sus propios juicios, pero aquí hay 20 recordatorios, recopilados por la página web de la Revista Forbes, de cosas que pueden convertirse en un dolor de cabeza para usted.

1. No puede hacer todo solo: es necesario construir un equipo, porque no puede dedicarse 24 horas a su negocio. Hay un límite al que cualquier persona llega y debe saber que sus operaciones se verán afectadas si se sobrecarga.

2. Usted puede pensar que su producto es perfecto, pero tal vez los clientes no lo creen: puede sonar extraño, pero su opinión puede no ser la mejor. La lección clave, entonces, es tener un producto que pueda lanzar rápidamente y que venga otro después, para que éstos sean frecuentes. Como empresario, tiene que estar dispuesto a mejorar el producto tanto como pueda, para que tenga mejores clientes y más satisfechos.

3.  Haga una cosa, pero hágala muy bien: los empresarios tratan de ser todo para todos, para captar la mayor cantidad de clientes. Pero la idea en este caso es especializarse en una cosa específica y ofrecer ese bien o servicio de la mejor manera posible.

4. Reciba el pago antes de entregar un producto a un cliente: este caso es especialmente importante si usted proporciona un servicio. Una vez que usted entrega un trabajo o proyecto de diseño, no tendrá mucho poder de negociación.

5. Paciencia y flexibilidad ayudan en los momentos difíciles: cuando llegan momentos de crisis, en los que la economía se presenta más adversa que nunca, una de las características es tener paciencia. La otra es tener la flexibilidad de aceptar hacer ciertos trabajos u ofrecer ciertos servicios así no sean su especialidad.

6. No se desvíe de su mercado: si no conoce sobre eso, es mejor que no se dedique a él. Otra de las lecciones de negocios aprendidas a las malas es diversificar hacia otra línea sin saber cómo trabajar en ella. Siga trabajando para el mercado en el que tiene experiencia.

7. Sea agradecido: Agradezca a sus clientes leales, porque le demuestran que existe una demanda por un producto o servicio que ofrece. No hay dinero que pueda pagarles a ellos, porque defienden la marca y la reconocen como buena.

8. Cuide a quienes lo cuidan: La manera más poderosa de que un producto se conozca es a través de las referencias, así que el objetivo es que la gente lo recomiende porque les gusta, no porque les pagan para decirlo.

9. No es una venta hasta que sea pagado: algunos propietarios de pequeñas empresas a veces obvian este hecho y se entusiasman con las órdenes o reuniones con clientes potenciales. Pero hasta que no se pague, no cuentan.

10. Conozca su producto: puede parecer obvio para algunos, pero difícil para quienes venden muchos productos, pero es esencial aprender a utilizar lo que su empresa vende para tratar de ver como ven sus clientes.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta