Cepo 2.0: traban las compras por Internet para contener la salida de dólares

El sitio Aliexpress.com no lo podría haber dicho mejor: “Compra en China, ni el 35% nos para”. Y así fue, los usuarios que ya preferían adquirir ropa o productos electrónicos en el exterior vía Internet continuaron haciéndolo aún con el reciente recargo implementado por la AFIP. La diferencia de precios es tan grande que aún al sumar el recargo, resultaba más barato. Por eso, el Gobierno tuvo que recurrir a otra medida más para contener la salida de dólares: trabar las compras por Internet.

Hace poco menos de un mes, la Aduana, que depende directamente de la AFIP, comenzó a frenar la mercadería proveniente del exterior. El objetivo es desalentar las crecientes compras de los argentinos en sitios de Internet internacionales y como objetivo final, contener la salida de dólares del país. 

Según publicó  esta mañana el diario La Nación, la Aduana se habría valido de normas vigentes, pero que hasta ahora sólo había aplicado a medias, ya que en los tiempos en los que la escasez de divisas no era un problema para el país el órgano llevaba a cabo un control apenas aleatorio de las mercancías que ingresaban por correo o por el sistema de couriers.

En esta dirección, Diego Martínez Burzaco, economista jefe de InversorGlobal, explica que: “toda limitación de cualquier actividad es negativa porque termina repercutiendo en la inversión en el mediano plazo. Creo que limitar el abanico de acceso de productos o servicios que pueden tener los consumidores no es algo positivo”.

Debido a los escasos controles, hasta ahora, los argentinos ingresaban textiles o incluso electrónica que compraban por Internet sin inconvenientes. Pero, desde hace días, la AFIP-DGA controla prácticamente la totalidad de los paquetes que llegan.

Los que cumplen con el régimen pasan sin problema. Los que están fuera del régimen, porque son mercaderías con intervención especial, por ejemplo, son enviados a régimen general, y en esos casos deben cumplir con los trámites de cualquier importación. 

Así, la Aduana puede exigirle a quien se haya comprado desde un par de medias en el exterior a que se registre como importador para poder retirarlo de Ezeiza. Además, podría pedirle que presente un certificado de origen, que es un documento emitido por un organismo especializado, en el que el vendedor da fe del origen del producto. 

La medida, que busca contener la salida de dólares del país, para Martínez Burzaco es insuficiente. Desde su punto de vista, “mientras se sigan tomando medidas parciales, microeconómicas, para parar la sangría de dólares no vamos a tener una solución de fondo para el tema”.
 
Y recomienda: “creo que se debe apuntar a una estrategia para aumentar la oferta de dólares y no para restringir la demanda. Si aumenta la oferta de dólares, seguramente las expectativas de un dólar más alto van a ir cediendo. Mientras tanto, creo que es inevitable que continúe el alza de la divisa contra el peso argentino”, concluye.
 
Para seguir de cerca éste y otros temas de la actualidad económica argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.
Comentarios

Articulos Relacionados

Comments 4

  1. Mario Alberto Funes
    • juan
      • Mario Alberto Funes
  2. Marcela

Deja tu respuesta

Compartido