La mirada de los especialistas: ¿Qué opinan sobre la modificación publicada por la AFIP?

El nuevo Gabinete ahondó la medida originalmente pensada para contrarrestar la fuga de divisas: el Gobierno nacional estableció este martes el aumento del recargo por compras en el exterior y extendió la medida a la compra de billetes para el turismo, que lo deja en un valor de aproximadamente $8,33.

De esta manera, a través de la AFIP, se aumentó el recargo para compras en el exterior que subirá del 20 al 35 por ciento. La medida, según la entidad, se debe a “decisiones de política económica” y establece que se torna “aconsejable extender la utilización de esa herramienta fiscal a la venta de moneda extranjera para gastos de turismo y viajes”.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, argumentó que este aumento se debe a que “hay un drenaje de divisas a través del turismo” y que hay que “ser muy cuidadosos en la administración de reservas”.

Sin embargo, varios economistas afirmaron que esta medida es  sólo un “parche” y que no alcanza para frenar de manera significativa la inminente pérdida de dólares que sufre día a día el Banco Central.

Miguel Kiguel, economista y director de la consultora EconViews, eligió utilizar una analogía para referirse a la medida, y expresó que implementarla era como “una aspirineta para una migraña”. Además, afirmó que “mientras tengamos esta brecha en los niveles actuales, cualquier cosa va a ser a medias”.

El economista y ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, afirmó que esta modificación demuestra que el Ejecutivo “está poniendo parches y los parches no alcanzan porque todos los días se están yendo cien millones de dólares”. Por esto, aseguró que al Gobierno “le cuesta asumir el error y prefiere pagar ese error en cuotas”.

El presidente del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica y ex titular del Banco Central, Alfonso Prat Gay, calificó a la medida como “tremendamente regresiva”. “Le están regalando el dólar barato a los más ricos e incrementando las restricciones a todos los demás”, evaluó.

En esta dirección, Redrado coincidió y afirmó que lo que se está haciendo es un ajuste encubierto “vía la clase media”. Afirmó que el aumento al 35% del recargo por las compras con tarjeta en el exterior “es un ajuste encubierto, en cuotas, por grageas que el Gobierno nos está dando a todos los argentinos”.

Otro ex presidente del Central, Aldo Pignanelli aseguró que se “está jugando una carrera contra reloj tratando de ganarle al tiempo para que baje la salida de divisas por estos conceptos, mientras que espera que ingresen dólares en inversión”. Asimismo, evaluó que las restricciones son “normas que no le hacen bien al país”, pero señaló que existe la posibilidad de que, de dejar de existir la brecha cambiaria entre el dólar oficial y blue, lo más simple y esperable es que se elimine este tipo de medidas.

Para seguir de cerca ésta y otras noticias de economía argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta