China apuesta por la energía verde

En los últimos años, China dejó de ser el dragón dormido para pasar a convertirse en una de las estrellas emergentes gracias a su creciente economía.

Pero el boom que ha presentado recientemente también le ha traído consecuencias no tan provechosas. Para 2010, la nación asiática sobrepasó a Estados Unidos en cuanto a consumo de energía. El aumento ha sido de 111% entre 1990 y 2008.

Y la tendencia al alza continúa para los próximos años, por lo que la nación está en busca de alternativas para remediar la situación, en vez de depender únicamente de los combustibles fósiles tradicionales como el carbón, el gas natural y el petróleo.

Para esto, ha comenzado a abordar el tema con métodos un poco más verdes. Según un nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía, China será líder en la producción de energías renovables en las próximas décadas.

Para los inversores, el impulso que ha tomado China para recurrir a la energía solar, eólica y otras alternativas podría ser uno de los mejores catalizadores de largo plazo para considerar añadir compañías relacionadas con energía renovable en su portafolio de inversión.

El mismo ente energético indicó recientemente que China va a construir más plantas de energía renovable para 2035 que EE.UU., la Unión Europea y Japón juntos. Entre las opciones están construir masivas represas hidroeléctricas, instalaciones solares y eólicas y se cree que para el año anteriormente mencionado, la nación asiática logre producir 2.000 teravatios por hora.

Pero todo esto requiere de una gran inversión y hasta el momento, China ha hecho lo suyo, invirtiendo miles de millones de dólares en nuevos proyectos, subsidios y medidas de estímulo para quienes quieran desarrollar esta actividad.

Algunas de las empresas que están sonando para los inversores son las siguientes:

PowerShares Global Clean Energy (NYSE: PBD) es un fondo que ofrece una amplia combinación de holdings, entre las que se incluyen First Solar (NASDAQ: FSLR) y Covanta (NYSE: CVA). Luego, está el fondo Market Vectors Global Alternative Energy ETF (NYSE: GEX) que también podría ser una alternativa.

Por otro lado, los bajos costos de producción y las políticas impulsadas a favor de la exportación de Beijing han ayudado a que China se convierta en un destino de energía solar.

Entre las firmas locales que se dedican a esto está Trina Solar, que proporciona algunos de los paneles más eficientes. El grueso de su negocio ha provenido tradicionalmente de Europa, pero la nueva demanda interna ha ayudado a que se incremente el interés por sus productos. Otras de las compañías que compiten en este sector están JA Solar y Yingli Green Energy. Cada una de ellas ha generado buenos ingresos, por lo que podrían ser grandes jugadores en los años venideros.

Recuerde que para considerar invertir en estos instrumentos o compañías, debe consultar con su asesor financiero, además de la ayuda que Inversor Global le puede brindar.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta