En 2013 cerrará el índice anual de inflación más alto en una década

La evolución de los precios a lo largo de 2013 arrojaría una suba anual superior al 27%, principalmente impulsada por un aumento en los alimentos que se aceleró desde noviembre, según advierten consultoras especializadas. De todas formas la inflación es todavía más abarcativa, el aumento en los precios de los combustibles y del transporte público, son otros rubros donde también se puede apreciar.

Se estima que el índice anual de inflación cerraría cerca del 27%, la cifra más alta de la última década, ya algunos economistas consideran que en el 2014 se ubicará entre el 26 y el 30%.

Los especialistas precisaron, en el diario La Nación, que la aceleración de los precios se explica básicamente por el impacto de los aumentos en los alimentos.

Al comparar mes a mes, la crecida en los aumentos en los alimentos pegó un salto de 4 por ciento en noviembre y de 5 por ciento en octubre. El impacto además es mucho mayor en el interior, donde los niveles de ingresos son menores y, por lo tanto, el costo de vida está más afectado por las subas en alimentos.

Una de las pocas inversiones que le ganó a la inflación fue la construcción: quienes apostaron a los ladrillos como forma de preservar su dinero habrán logrado algo que muy pocos alcanzaron, ya que los precios de los inmuebles en la Capital y el Gran Buenos Aires se incrementaron en los últimos doce meses muy por encima de la inflación.

Medido en pesos, el precio de los inmuebles creció durante el último año un 34,7%, mientras que el índice de costos de la canasta –según analistas privados– tocará este año un 24%, una diferencia del 40%.  Algo similar ocurre con los alquileres que treparon entre un 26% y un 20%, según la zona.

Todo esto, se desarrolla en un escenario hostil donde por ahora se mantiene la moción de censura por parte del Fondo Monetario Internacional debido a la falta de credibilidad sobre las estimaciones que realizan los organismos públicos de medición. Sin embargo, hubiera correspondido que el país recibiera una sanción este diciembre y zafó. Por el momento, el directorio señaló que el país “no ha adoptado las medidas exigidas por el Fondo para hacer frente a los datos inadecuados del IPC-GBA y el PIB”.

Como la fórmula para el nuevo cálculo de inflación de la Argentina deberá estar lista a principios del año entrante y recibirá una nueva revisión a mediados de 2014, Jorge Capitanich confirmó que en febrero del próximo año comenzará a difundirse en nuevo índice de precios minoristas. De todas formas, varios analistas coinciden en que un cambio en la fórmula del cálculo no alcanzará para solucionar el problema de fondo.

Para seguir de cerca ésta y otras noticias de actualidad económica argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta