PBI de Brasil cae más de lo esperado

cuanto-fue-el-crecimiento-economico-de-brasil-tercer-trimestre-2013Brasil es uno de los mercados emergentes que más importancia ha tenido en los últimos años, junto con Rusia, India, China y Sudáfrica. Ha sido catalogada como una de las naciones que mejor supo soportar las dificultades económicas que se dieron en Europa y Estados Unidos en los últimos años y se convirtió en núcleo de inversión para quienes buscaban refugiarse de la catástrofe.

Sin embargo, en agosto pasado el péndulo cambió de dirección. Una firma de inversión divulgó unos resultados, los cuales fueron publicados en un artículo de The Wall Street Journal, donde se confirmaba que por primera vez, desde hacía 6 años, que los mercados desarrollados -entre ellos Estados Unidos, Europa y Japón- contribuyen más a la economía global que las economías emergentes.

Y el cambio de rumbo se notó fuertemente en el tercer trimestre del año para Brasil.

La economía de la nación se contrajo 0,5% en comparación con el mismo período del año pasado, indicó la agencia oficial de estadísticas IBGE, lo cual contrasta con las estimaciones del mercado, que anticipaban que el PBI iba a caer 0,2%.

Por otra parte, varios economistas sugieren que el mundo emergente esté atravesando un proceso de calma, mientras transita por el camino de la expansión, que se espera que se produzca por varios años, lo que haría que el interés se mantenga en cuanto a oportunidades de inversión.

El país suramericano aún tiene que trabajar en algunos aspectos, como los continuos casos de corrupción política que han provocado que varios funcionarios hayan renunciado a sus cargos. El más sonado es el escándalo Mensalao, que tuvo lugar durante el mandato de Luiz Lula da Silva.

Un par de días antes de que el instituto de estadísticas difundiera los resultados de la contracción de la economía en el tercer trimestre, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, pronosticó que la economía crecerá en promedio 4% anual entre 2014 y 2022, en parte porque está convencido de que la crisis internacional empieza a llegar a su fin.

Además indicó que no cree que se volverá a presentar una crisis como la de hace cinco años, porque “no es en todas las décadas que tenemos una crisis de tal magnitud”, dijo el Ministro en un seminario económico celebrado en San Pablo.

No obstante, admitió que en los próximos años la economía global puede sufrir nuevamente, pero en menor medida, lo cual garantizó que no afectará el ritmo de desarrollo de Brasil.

Al momento de anunciar las cifras, la moneda brasileña operaba estable: el real caía un 0,19% a 2,3596 unidades por dólar. Este lunes, la moneda cerró con una baja del 0,75% a 2,3550 reales, su menor nivel de cierre desde el 4 de septiembre.

A pesar de los últimos datos, hay optimismo y muchos están poniendo sus ojos en Brasil.  Entre ellos, el economista de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco escribió recientemente sobre por qué apostar a los emergentes y uno de los hechos mundiales más importantes puede ser una gran oportunidad para muchos inversores: la Copa del Mundo 2014.

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo,  simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Deja tu respuesta