Cómo lograr control en el país del descontrol

como-lograr-control-en-el-pais-del-descontrolPor Federico Tessore

Reportando desde Buenos Aires, Argentina

Se vienen las fiestas. El momento del año para celebrar, agradecer, planear y pasarla bien con los seres queridos. Ahora, la pregunta que todos nos hacemos es, ¿tendremos que festejar Navidad bajo la luz de las velas?

Bueno, quién sabe la respuesta. Nosotros no tenemos idea, pero sí estamos seguros que pronto en la Argentina ocurrirán algunas de las siguientes dos cosas: O muy pocos podrán pagar el real precio de la electricidad o muy pocos tendrán electricidad.

¿Cómo es eso? Simple como la tabla del 1…

Desde el año 2001 que en la Argentina el mercado energético está manejado por el Gobierno. Precios máximos, subsidios, controles y regulación fue la receta del Estado. Su única prioridad fue que los precios estén bajos, para de esa forma, como siempre, ganar votos…

Recuerde, la única prioridad de los políticos es ganar votos para la próxima elección…

Y como siempre pasa en un mercado donde le obligan a vender por un precio menor a su costo, el sistema se desmorona. Nadie invierte, por lo tanto la oferta es cada vez menor. Y peor aún, como los precios están artificialmente bajos, la demanda es cada vez más alta.

Un combo explosivo que termina en lo que es hoy el mercado energético argentino, otra de las tantas bombas de tiempo de la Argentina actual. El diario El Cronista describía esta realidad de la siguiente manera:

    Los subsidios destinados al sector energético aumentaron 65% el último año y el Gobierno ya destinó $ 64.993,5 millones de enero a octubre para tratar de sostener al sector. Sin embargo, desde hace años que los usuarios sufren cortes de luz y en los últimos días las interrupciones en el servicio se generalizaron en la Capital Federal y muchas localidades de la provincia de Buenos Aires.

    Según las proyecciones que maneja Empiria Consultores, “las transferencias para cubrir el agujero energético ascenderán a $ 93.000 millones este año”.

    “Los subsidios no están destinados a las empresas ni a la inversión de capital. Las transferencias se otorgan para comprar combustible, que es muy caro y cada vez se necesita importar más”, explicó el vicepresidente del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, Gerardo Rabinovich. “Es gasto corriente dirigido al consumidor con un fin político que desconoce los fundamentos de la economía energética”, explicó en diálogo con este diario.

Miles de millones de dólares sólo destinados a esconder la situación. Falta energía, falta poder de distribución y generación y el Gobierno gasta fortunas, pero no lo hace para solucionar el problema, sino para taparlo. Para patearlo para adelante…

No sé si esta Navidad la pasaremos a la luz de las velas, pero no tenga dudas de que en los próximos años alguna Navidad la tendremos que pasar a oscuras. Porque este problema no se arregla de un día para el otro. Va a costar mucho dinero y mucho tiempo reconstruir un sistema energético destruido.

Por ello, pedirle a Papá Noel velas o un generador para estas fiestas, no sería una mala idea…

Y mientras vivimos en el país de la falta de planificación, del corto plazo y la improvisación, no es una mala idea que nosotros en nuestras finanzas personales podamos recorrer el camino inverso. Podemos recorrer el camino de la planificación y la proyección a largo plazo.

Porque es una mentira que nosotros, argentinos, por vivir en un país descontrolado, tengamos que tener nuestras propias finanzas también descontroladas. Todo lo contrario, si rompemos la inercia y si tomamos el control de nuestras finanzas personales, podremos destacarnos y lograr nuestros sueños financieros mucho más rápido de lo que imagina.

Por ello, en estas fiestas, tiempo de reflexión e introspección, no es una mala idea dedicarle algo de tiempo a planear nuestras finanzas personales, no para el próximo año, sino para los próximos 5 o 10 años.

Como siempre pasa en la vida, las metas no se cumplen de un día para el otro. Pero con perseverancia, constancia y esfuerzo, los sueños terminan convirtiéndose en realidad. Por ello, salga del corto plazo, salga de la emergencia y anímese a pensar para la próxima década. Le aseguro que el esfuerzo vale la pena.

Le quiero desear que pase unas excelentes navidades junto a su familia y que comience el nuevo año con todas las energías. No se viene un año fácil para la Argentina, pero seguramente juntos podremos sobrepasar todas las dificultades que tengamos que afrontar.

Hoy la comunidad de InversorGlobal está compuesta por más de 250.000 argentinos que se animan a soñar, en un país donde animarse a soñar está mal visto. Argentinos que se animan a perseguir su propio futuro, en un país donde los políticos nos quieren convencer que ellos son nuestro futuro. Argentinos que sólo piden libertad y reglas claras para solucionarse ellos mismos sus problemas. Argentinos que ven el mundo como una oportunidad y no como una amenaza.

Le agradezco enormemente su compañía durante este movido año 2013. Sentimos la fuerza y la energía de todos nuestros lectores durante todo el año. Gracias por los miles de e-mails y mensajes. Nos apasiona lo que hacemos y nos apasiona este fascinante mundo de las ideas. De las ideas distintas y desafiantes. Nos apasiona salir de nuestra zona de confort. Y nos apasiona la sana presión que todos nuestros lectores nos trasmiten todos los días cuando reciben nuestro contenido.

Porque no esperamos que todos nuestros lectores están de acuerdo con nosotros en cada una de nuestras opiniones o pensamientos. Sólo queremos que nuestros lectores se animen a recorrer juntos este apasionante camino de desafiar los preconceptos y tomar caminos nuevos e inexplorados.

InversorGlobal es u

na apasionante aventura. Una aventura que se pone aún más interesante con su participación. Gracias por estar del otro lado.

Le deseo una excelente Navidad y un muy prospero año nuevo. Nos estamos encontrando a inicios de enero nuevamente.

Federico Tessore.

Para InversorGlobal Argentina

Deja tu respuesta