¿Cómo emprender sin dinero?

A la hora de emprender un proyecto hay que tener en cuenta muchos factores, desde el objetivo principal hasta la rentabilidad. Sin embargo, hay un elemento en particular que puede llegar a traer muchos dolores de cabeza: el financiamiento. Éste permite la realización de todo lo demás, por eso es esencial.

¿Cuenta con una idea pero no con el capital suficiente como para llevarla adelante? Este es uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta la mayoría de los emprendedores, pero el dinero es sólo un recurso, y no el único.

En determinadas ocasiones, nos veremos en la necesidad de conseguir personas que apuesten e inviertan en nuestro emprendimiento. Por eso, como para cualquier proyecto es fundamental conseguir financiación. Para hacerlo, sólo se necesitará una idea con un objetivo claro, respaldada por una estrategia debidamente planificada y con un claro modelo de negocio

Es probable que convoque el dinero necesario de familia, amigos, inversionistas y hasta instituciones bancarias especializadas. Antes de lanzarse a pedir dinero piense en los intercambios y alianzas que puede lograr. Haga uso de las herramientas tecnológicas y las redes sociales, son recursos en lo que apenas tendrá que invertir dinero y con una gran repercusión.

Lo positivo de tener poco dinero, es que la creatividad se incentiva. Si tuviéramos millones, ni sabríamos qué hacer entre tantas opciones. En un caso de poco dinero (o nada), nos presionamos más y las ideas que surgen son mejores. El desafío de encontrar soluciones diferentes para una muy baja inversión, asegura que cada peso será mejor aprovechado que si tuviéramos más.

También hay que pensar en qué es lo que más le gusta hacer. Hay menores chances de que le vaya mal si se logra unir creativamente una pasión personal con una idea de ‘bajo costo’. Así que ingresar en algo que le encante, es fundamental. De esta manera, echará a andar el engranaje empresarial, sin grandes inyecciones de capital, ya que se va a mantener funcionando con su propia pasión.

Por último, es necesario definir un modelo de negocio y animarse a llevarlo a cabo. Son muchísimos los emprendimientos que quedaron en la nada solamente porque los que lo idearon no las efectuaron.

Para conocer más claves que le servirán para emprender su proyecto o invertir su dinero, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

 

 

Deja tu respuesta