5 cosas que los microemprendedores no le dirán

La condición de emprendedor no es algo que pueda alcanzarse –en forma instantánea- sin trabajo duro. Es por eso que, en este artículo, conocerá algunas sugerencias fundamentales que lo prevendrán de situaciones y riesgos a los que se verá expuesto. A veces no todo se dará como usted esperaba, sin embargo, debe saber que si es constante y perseverante conseguirá su cometido. A continuación, descubra las cinco cosas que ningún microemprendedor le dirá sobre desarrollar un proyecto:

Ser fundador supone soledad

Fundar una empresa lleva mucho trabajo, volcarse en este proyecto supone dejar de lado otros sueños personales. Además, el fundador es por efecto el jefe, y si hay algo de lo que los jefes deben estar advertidos es del aislamiento que ineludiblemente sentirán. Todos hablan del jefe pero nadie con él.

Está plagado de dudas

El microemprendedor no sabe si su negocio irá bien pero tiene que proyectar seguridad, por lo que la duda es doble: ¿funcionará?, ¿perciben mi aparente seguridad de éxito?

Le puede llevar a la quiebra

Es el primero en poner dinero y el último en recibir el pago. El pago sucede a largo plazo pero el medio está lleno de dificultades y altibajos económicos. Y la gran duda, ¿llegaré a recuperar lo invertido?

Los fracasos le atormentan

Y no sólo el error en sí, sino el hecho de perder dinero, tiempo y esfuerzo. Recuperarse es un acto de valentía y esfuerzo porque supone seguir con esa carga y con el miedo a que suceda de nuevo.

Es una labor ineludible

Y es que los éxitos no pesan, pero el hundimiento del barco inevitablemente se lleva al capitán. Si se hunde la empresa se hunde el fundador con ella mientras el resto de tripulantes huye, por muy solo y muy difícil que vea el temporal, no puede dejarlo.

Para conocer más claves que lo ayudarán en el momento de desarrollar su microemprendimiento, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si todavía no lo recibe, hágalo con un click aquí.

Deja tu respuesta