Se fue Moreno, festeja la Bolsa

Diego Martínez Burzaco

La caída de 5% de la Bolsa de Buenos Aires en la jornada del lunes, tras los cambios de Gabinete anunciados por el Gobierno, ha sido el disparador final de la salida de Guillermo Moreno de la Secretaría de Comercio Interior.

Tras siete años en ese cargo, el funcionario decidió dar un paso al costado luego de los sucesivos fracasos en las políticas económicas aplicadas y el desgaste sufrido en su relación con otros funcionarios oficiales.

La salida de Moreno se había transformado en una petición uniforme de la oposición política, pero también era algo ponderado por los inversores, quienes veían al funcionario como un real escollo para restablecer la confianza sobre los activos argentinos.

Tal era así que la Bolsa doméstica reaccionó positivamente a la renuncia del secretario de Comercio y a media rueda, el índice Merval –el más importante a nivel local- ganaba un 3%. Entre las acciones que más fuertemente subían se encontraban las energéticas – Edenor (+8%) y Pampa Energía (+5,5%) – y las petroleras, donde la acción de YPF encabezaba las alzas con un avance de 4,2% dentro de este rubro.

También fue positiva la reacción de las acciones bancarias, con subas que alcanzan hasta el 6% como en el caso de Grupo Financiero Galicia. Sucede que las entidades financieras habían sido objeto de avances por parte de Moreno en más de una oportunidad, como por ejemplo cuando ordenó baja la tasa de interés de los préstamos al consumo o el costo del financiamiento a PYMES.

En el caso de los títulos públicos, la reacción fue mixta. Mientras que los bonos ajustados por el CER, que es un proxy de la inflación minorista medida por el INDEC, avanzaban en torno al 2%, los bonos en dólares como el Boden 2015 y el Bonar X retrocedían en torno al 1%.

Respecto a los primeros, las expectativas apuntan que tras la salida de Moreno y la llegada del nuevo índice de inflación nacional que se conocerá en los próximos meses, el INDEC tenderá a mostrar una inflación más cercana a la real a partir de este momento. De allí la suba.

Los bonos nominados en dólares por su parte, viven un escenario de corto plazo algo incierto, hasta tanto haya definiciones si efectivamente se llevará a la práctica el desdoblamiento cambiario o no. En medio de este contexto,  fuentes del mercado señalaron que el Gobierno decidió salir a bajar fuerte el dólar implícito (el de contado con liquidación), lo que arrastra la cotización de los bonos en la plaza local.

“La última vez que hicieron algo semejante, fue una gran oportunidad de compra”, señaló una fuente que prefirió no ser revelada.

Son tiempos de una volatilidad grande, con movimientos del mercado parecidos a una montaña rusa. El inversor argentino ya sabe de qué se trata. La selectividad y la paciencia son virtudes que pueden generar grandes negocios.

Para acceder a las mejores recomendaciones de inversión en la Bolsa argentina, haga  click aquí y descubra las novedades de nuestro Newsletter Gratuito.

Deja tu respuesta