Marcó del Pont justificó la caída de las Reservas: "tiene que ver con el pago de deuda"

La presidente del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, enfrenta un gran desafío: solucionar la sangría de las Reservas que, en vez de disminuir, no cesa de crecer. La funcionaria afirmó: “El 75 por ciento de los 11 mil millones de dólares de reservas que cayeron en lo que va del año, tiene que ver con el pago de deuda”.

Frente a las opiniones que señalan que la pérdida en las arcas nacionales se debe al fracaso del cepo cambiario, Marcó del Pont argumentó: “otra porción de la pérdida de reservas es por un achicamiento de la cuenta corriente de balanza de pagos”. Sin embargo, esta justificación tampoco deja bien parada a la gestión de Cristina Kirchner, ya que indirectamente alude al saldo negativo del comercio internacional de bienes y servicios. “No acumulamos reservas por dólares que sobran en el mercado si no por el excedente de dólares de la balanza de pagos”, indicó la funcionaria. 

En la inauguración de las Jornadas Monetarias y Bancarias que  anualmente organiza el Banco Central, Marcó del Pont desestimó la caída en las inversiones extranjeras: “Se está discutiendo que sobran dólares en el mundo y por qué no llegan a nuestro país. Se trata de dólares de carteras financieras cortoplacistas que generaron burbujas de activos y que  tarde o temprano van a retirarse de los países”, dijo.  En este sentido, afirmó: “No hay que ir en búsqueda de los dólares financieros, sino de los de largo plazo”. 

Las declaraciones de del Pont no hacen otra cosa que aumentar la incertidumbre que se vive en el mercado respecto al futuro de las arcas del Tesoro Nacional. Esta semana, éstas descendieron tanto que lograron romper el piso de los 33 mil millones de dólares. El ajuste de ahora llegó a esa cifra luego de que la entidad debiera liquidar unos US$ 130 millones en el mercado cambiario para poder administrar a su gusto la tasa de devaluación oficial del peso y dedicar otros US$ 210 millones a atender pagos vinculados mayoritariamente con compras en el exterior de gas natural licuado y gasoil, pero también con importaciones de automóviles.

La gran pregunta es ahora si la entidad financiera está lista para hacerle frente a un posible pago del cupón atado al PBI, lo que le representaría al Gobierno un desembolse cercano a los 4 mil millones de dólares. En total, y según lo que establece el Presupuesto Nacional para el próximo año, en 2014 el Gobierno destinará 10.000 millones de dólares para el pago de deuda pública. 

¿Podrá hacerlo sin quedarse en rojo? Muchos en la City señalan que las Reservas no estarían entre las primeras preocupaciones de la cartera de Economía, ya que el plan del Gobierno podría ser dejar las arcas tal como las recibió en 2003, en el orden de los 12.500 millones de dólares. 

Deja tu respuesta