Saturday, March 28, 2020
El sitio de noticias de Inversor Global


La lógica versus las emociones a la hora de invertir

El término contagio puede aplicarse al ámbito de las inversiones. Una decisión tomada por una persona puede trasladarse y afectar a muchas más.

By Inversor Global , in Aprendiendo , at 18 noviembre, 2013 Etiquetas: , , ,

logica-versus-emociones-hora-invertirUna de las cosas más complicadas a la hora de poner nuestro dinero en distintas inversiones: controlar el cerebro de forma que las emociones no le hagan una mala pasada.

Litros de tinta se han gastado para advertir y aconsejar a los inversores a que, por sobre todas las cosas, tengan cabeza fría al momento de tomar decisiones en cuanto a dónde, en qué momento, y cuánto tiempo ponen su dinero en determinado activo.

Para esto, la lógica tiene que imponerse.

Y así como el término contagio aplica para el campo de la medicina, para describir una enfermedad que se puede transmitir a otras personas, este mismo principio se puede trasladar al campo de las finanzas, en tanto que un comportamiento equivocado puede pasarse de uno a otro, haciendo que el problema de uno sea el problema de muchos.

Relacionado:  5 tácticas para que no le sobre mes al final del sueldo

El portal de Internet sobre Finanzas Personales Investopedia, explica cómo las emociones pueden influenciar sus decisiones a tal punto de dejar de confiar en la lógica.

¿Cómo “infecta” la mente del inversor?

Por ejemplo, una persona tiene inversiones destinadas a su retiro, las cuales generan buenos ingresos. De repente, algunos de sus amigos están invirtiendo en bonos extranjeros, pero a esa persona le parece riesgoso.

Sin embargo, su curiosidad lo lleva a preguntarles qué tal están los bonos, quienes le responden que los retornos son excelentes. El inversor cede y se decide por comprar bonos cuando se acercan a su punto máximo, momentos antes de que se desencadene una crisis, que lo hace nuevamente vender sus posiciones, guiado por sus amigos que también están saliendo de tales bonos.

Relacionado:  La tecnología robará su dinero

El contagio emocional es relativamente automático y suprime la racionalidad y la precaución. En el ámbito inversor, la mezcla de las noticias de los medios de comunicación y pares que están capitalizando sus ahorros de forma más rápida que una persona hacen que las emociones empiecen a presionar.

La solución es la neutralidad emocional. Recuerde este consejo: sólo invierta por razones fríamente racionales y nunca porque la gente está comprando en masa y ganando dinero en un determinado momento.

Las emociones calientes como la euforia, la excitación y sentimientos similares son enemigos de la inversión prudente y rentable. Asegúrese de que usted no se deje arrastrar por la marea de multitud. De hecho, es generalmente mejor hacer lo opuesto. Cuando la gente esté comprando, trate de vender activos. Y cuando empiece el pánico, es la hora de comprar.

Otro dato clave es tener un buen asesor neutral. Antes de dar el paso -a un costado o al frente- pregunte a sus amigos o a corredores informados que usted realmente pueda confiar y que su asesoramiento tiene fundamentos lógicos. La mirada objetiva de terceras personas son invaluables para garantizar que no se deje llevar por la corriente.

Relacionado:  ¿Cómo alcanzar sus metas financieras en 3 sencillos pasos?

Lo invitamos a suscribirse a nuestro Newsletter gratuito de Inversor Global. Para hacerlo, simplemente complete el formulario que se encuentra al terminar este artículo.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido