Las versiones encontradas del cepo cambiario

En la semana aniversario del cepo cambiario, todos estuvieron hablando de él. El cumpleañero se apoderó de la escena y surgieron diferentes rumores: por un lado, muchas personas esperaban que, pasados los comicios, se restrinja aún más el mercado. Aunque el oficialismo se encargó de negarlo, todavía la Presidenta Cristina Kirchner no se ha reincorporado a su cargo y muchas versiones sostienen que recién cuando esto suceda, se podrá hablar de un verdadero cambio, ya sea a favor o en contra del cepo.

El lunes pasado se publicó la primera medida oficial en materia cambiaria y todo pareció indicar que, por lo menos por ahora, el oficialismo continuaría en buenas migas con el mercado. Por medio de las resoluciones 611 y 657 publicadas en el Boletín Oficial se flexibilizó el ingreso de divisas destinadas a impuestos e inversiones.

Según el comunicado, las personas residentes que realicen una operación de endeudamiento que pueda implicar un futuro pago en divisas a no residentes quedarán eximidas de crear un depósito del 30% del monto total. Esto se aplicaría siempre y cuando el dinero esté destinado para el pago de obligaciones tributarias y la incorporación de equipamiento industrial.

Paralelamente, el Banco Central se mostró mucho más riguroso al inspeccionar la demanda de dólares de importadores y los consumos relacionados con el turismo. Según publicó el diario La Nación, la entidad comenzó por exigirles a los bancos que hicieran el listado de las compras que tenían que convalidar en nombre de importadores a partir de los 200.000 dólares, y ayer obligó a muchas de las aerolíneas que tuvieran que enviar divisas al exterior a buscar previamente una autorización de la Secretaría de Comercio Interior.

Ambas medidas -ideológicamente contrarias- impulsan otros rumores: algunos que sostienen que lo que vendrá de ahora en más serán políticas pro cepo y en la otra esquina, surgen aquellas que piensan todo lo contrario.

Oficialmente, el Gobierno informó que no subirá el recargo a las compras en dólares efectuadas con tarjetas de crédito, según indicó una fuente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) al sitio IProfesional.com.

En esta dirección y para sostener esta premisa, el organismo sostuvo que una suba en el recargo no ayudaría a solucionar el problema de fondo que significa la creciente salida de dólares por el turismo, que este año implicará un déficit sectorial de 8.000 millones de dólares.

De esta manera, la entidad presidida por Ricardo Echegaray, desalentó los crecientes rumores sobre cambios en el régimen de percepciones a cuenta del pago de los Impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. En la actualidad, la AFIP percibe un recargo del 20% a todas las transacciones efectuadas con tarjeta en el exterior y en Internet, y algunas voces esperaban que esta cifra se incremente antes de finalizar el año a un 40% o hasta 50%.

Para seguir de cerca éste y otros temas de actualidad económica argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe hágalo con un click acá.

Deja tu respuesta