La inflación según Moreno: ¿querías ficción?

“¿Cuánto está el kilo de asado? Si la carne no sube hace tres años en un país que consume principalmente alimentos, ¿de qué estamos hablando? No sube la carne, no sube el pollo”. Así negó Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, uno de los principales conflictos económicos del Gobierno: la inflación.

En un reportaje concedido al diario Tiempo Argentino, dio su visión respecto a la política económica del kirchnerismo, en momentos en que el dólar libre roza los 10 pesos y el congelamiento de precios fue extendido, estas declaraciones parecen augurar que -oficialmente- no habrá ningún reconocimiento de la realidad.

El funcionario directamente rechazó que los precios de la carne de vaca, pollo, pescado y cerdo hayan aumentado en los últimos tres años en los supermercados. “Siempre hay precios que suben y otros que bajan, pero inflación es aumento generalizado de precios”, afirmó.

En ese dirección, Moreno ejemplificó: “¿Cuál es el precio del kilo de pollo? En algunos supermercados no llega a 10. Pero, tampoco sube el precio del pescado. En 2008, el precio de la merluza estaba en $24 y ahora oscila entre los $26 y los $30. Lo mismo pasa con el cerdo”.

El funcionario también contó que la fijación de precios no la negocia con los supermercados sino con los “fabricantes”, y calificó como “buena” su relación con los empresarios. “Con los supermercados no negocio nada. Negocio con los fabricantes”, admitió y resaltó que las grandes cadenas de supermercados venden “menos del 30 por ciento” de los productos que consume la clase media. 

Moreno también adelantó que continuará la política de administración del comercio exterior, y al sumar este  pronóstico con las declaraciones previas sobre la inexistencia de la inflación, todo parecería indicar que las dificultades económicas no cambiarán en los próximos dos años para los inversores.

Por otro lado, el funcionario del gobierno nacional advirtió que en la primer etapa del segundo mandato de Cristina Kirchner hubo un “intento de golpe de mercado” cuando hubo un alza en el precio del dólar libre. “Si sólo fuera el dólar no se consolida el golpe de mercado. El problema se da cuando el precio de los dólares se traslada al resto de los precios. Eso es lo que este gobierno evitó”, argumentó.

“Siempre es igual. Cuatro banqueros que se ponen de acuerdo. Empiezan a disparar el dólar y pasa lo que te digo. Si sólo fuera el dólar no se consolida el golpe de mercado. El problema se da cuando el precio de los precios se traslada al resto de los precios. Eso es lo que este gobierno evitó”, aseguró.

Resulta llamativo que Moreno insista en describir una y otra vez una economía ficticia. Sin embargo, hay algo que es seguro: se confirma que el Gobierno no pretende mostrarse ni abierto a la crítica ni más conciliador. Si la situación continúa de esta forma, se augura un mal pronóstico para la economía argentina en los próximos dos años.

Para seguir de cerca éste y otros temas de la economía argentina, no deje de consultar nuestro Newsletter gratuito. Si no lo recibe, hágalo con un click acá.

Deja tu respuesta